Habitualmente cuando hablamos de bolsa y compraventa de acciones, solemos decir “hoy los mercados están alcistas o paralelos…”, sin embargo, antes de plantearnos empezar a invertir en bolsa, deberíamos preguntarnos ¿qué es el mercado?

¿Qué es el mercado?

El mercado es un término que se utiliza para describir la totalidad de las transacciones económicas que tienen lugar entre compradores y vendedores de bienes y servicios. Así pues, se refiere a la actividad de las empresas y los consumidores en el intercambio de bienes y servicios por dinero u otras formas de intercambio. Desempeña un papel fundamental en la economía, ya que ayuda a determinar los precios, asignar los recursos y crear riqueza. Por ello, es esencial que las empresas y los hogares entiendan cómo funciona el mercado para maximizar sus posibilidades de éxito.

De hecho, es el mecanismo clave a través del cual las empresas operan y obtienen beneficios, a cambio de remunerar a los trabajadores, quienes también obtienen su principal fuente de ingresos para sus respectivos hogares.

Puede dividirse en dos tipos principales:

  • Primario: Donde las empresas venden sus bienes y servicios a los consumidores.
  • Secundario: Donde las empresas compran y venden bienes y servicios a otras empresas. 

Además, puede dividirse a su vez en diferentes segmentos, como el mercado de valores, el de bonos, el de materias primas y el de divisas. Cada uno de los cuáles tiene su propio conjunto de participantes, reglas e instrumentos.

¿Qué tipos o clases de mercados existen?

Poco a poco iremos encuadrando la bolsa de valores en el tipo de mercado que le corresponde, pero antes vamos a ver que grandes tipos de mercados existen

El Mercado de bienes y servicios

El mercado de bienes y servicios es el ámbito en el que las empresas producen e intercambian bienes y servicios con los consumidores, lugar al que suele denominársele simplemente «el mercado». Es el proceso por el que los participantes en el mercado determinan los precios de los bienes y servicios, por lo que como es obvio está compuesto por todos los compradores y vendedores de un bien o servicio. 

Como solemos verlo a diario, a veces lo olvidamos, pero en el mercado los precios de un bien o servicio se determinan en función de la Ley de la Oferta y La Demanda de ese bien o servicio. En consecuencia, cuando los participantes pueden comprar y vender libremente bienes y servicios, alcanzará el equilibrio, donde la cantidad demandada es igual a la cantidad ofrecida. En equilibrio, no hay presión para que los precios cambien, siempre y cuando no exista inflación por causa de estados entrometidos en los asuntos monetarios de dicha sociedad.

El mercado de bienes y servicios afecta tanto a las empresas como a los consumidores: 

  • Las empresas utilizan la información sobre la oferta y la demanda para tomar decisiones sobre qué bienes o servicios producir, cuánto producir y qué precios cobrar. 
  • Los consumidores utilizan la información sobre la oferta y la demanda para tomar decisiones sobre qué bienes o servicios comprar, cuánto comprar y qué precios pagar. 

El mercado de bienes y servicios es importante porque ayuda a asignar los recursos de una economía de forma eficiente. Tanto es así que cuando las empresas son capaces de producir los bienes y servicios que los consumidores demandan, a precios que los consumidores están dispuestos a pagar, se produce una asignación eficiente de los recursos. Esta asignación de recursos puede conducir al crecimiento económico y a la mejora del nivel de vida de todos los miembros de la sociedad.

El mercado laboral o de trabajo

El mercado laboral es un componente clave de cualquier economía, es el ámbito en el que los trabajadores compiten por los puestos de trabajo y los empresarios compiten por la mano de obra, es decir, se refiere a la oferta y la demanda de trabajo en una economía.

Determina los salarios, las condiciones de trabajo y la salud general de la economía. Un mercado laboral que funcione bien es esencial para el crecimiento económico y la prosperidad. Sin embargo, en el caso particular de España está bastante deteriorado, tanto por la baja productividad asociada al tejido empresarial poco moderno de España, como por los elevados impuestos asociados al trabajo que todo empleado debe soportar.

Aún así, el mercado laboral está en constante cambio, ya que las nuevas tecnologías y las fuerzas económicas globales crean nuevas demandas de trabajo. Por ello, para tener éxito en el mercado laboral, los trabajadores deben ser capaces de adaptarse al cambio y actualizar continuamente sus habilidades. Del mismo modo, los empresarios también tienen un papel importante, deben ofrecer buenas condiciones de trabajo y pagar salarios justos para atraer y retener a los mejores empleados, al fin y al cabo, el trabajo asalariado es la principal fuente de ahorro de los trabajadores.

En condiciones de mercado laboral libre, trabajadores y empresarios podrían garantizar que el mercado siguiera siendo fuerte y vibrante.

El mercado laboral es un indicador económico importante porque puede proporcionar información sobre el nivel de actividad económica, la cantidad de desempleo y los niveles salariales. Por otro lado, también puede ayudar a identificar nuevas tendencias, como el impacto del cambio tecnológico en el empleo.

El mercado financiero o de capitales

Un mercado de capitales es un mercado de valores (deuda o acciones), donde las empresas (compañías) y los gobiernos pueden obtener fondos a largo plazo. Se define como un mercado en el que se proporciona dinero para períodos superiores a un año, ya que la captación de fondos a corto plazo tiene lugar en otros mercados (por ejemplo, el mercado monetario).

El mercado de capitales incluye el mercado de valores (para las acciones) y el mercado de bonos (para la deuda), no obstante, también incluiría otro tipo de mercados más profesionales como los de futuros, los de divisas, etc…

Las actividades del mercado de capitales son vitales para una economía porque proporcionan a las empresas los fondos necesarios para financiar la expansión y el crecimiento económico. Además, proporcionan un mecanismo para mitigar el riesgo mediante la diversificación de las carteras de inversión. 

Por último, los mercados de capitales desempeñan un papel importante a la hora de facilitar la movilidad del capital, que es esencial para garantizar que el capital se asigne a su uso más eficiente.

Vemos cómo esta definición de mercado, ya se empieza a asemejar a temas relacionados con la bolsa. No obstante, a desarrollamos un clasificación de todos los tipos de mercados de capitales que existen: 

El mercado de capitales

Un mercado de capitales es un mercado de negociación de instrumentos de deuda a largo plazo (es decir, de capital) y de acciones. 

Así pues, el mercado de capitales es importante para las empresas que necesitan obtener capital para  financiar sus operaciones, crecimiento u otros fines, ya que les proporciona una forma de reunir los fondos que necesitan. También es importante para los inversores, ya que proporciona un lugar para comprar y vender valores, a cambio de diversificar sus carteras. El mercado de capitales puede dividirse en dos categorías principales: el mercado de crédito (o deuda) y el mercado de acciones. 

 Está regulado por la Comisión del Mercado de Valores de cada país que es responsable de garantizar que todas las transacciones sean justas y eficientes.

El mercado de crédito

Es un mercado financiero en el que prestamistas y prestatarios negocian acuerdos de crédito. Estos acuerdos de crédito pueden ser en forma de préstamos, bonos u otros instrumentos financieros y es una importante fuente de financiación para empresas y particulares. Por un lado, permite a los prestatarios obtener el capital que necesitan para financiar sus operaciones. Por el otro proporciona a los prestamistas una forma de invertir su dinero. 

En otro orden, el mercado de crédito es también un factor clave en la determinación de los tipos de interés. La demanda de crédito afecta a la oferta de crédito y ésta, a su vez, a los tipos de interés que cobran los prestamistas. Es una parte vital de la economía, y desempeña un papel importante en el bienestar financiero de empresas y particulares.

Mercado de valores

Es un conjunto de mercados en los que se negocian acciones (pedazos de propiedad de empresas) entre inversores y suele referirse a las bolsas donde se compran y venden acciones y otros valores. Puede utilizarse para medir el rendimiento de toda una economía o de determinados sectores de la misma. Por tanto, hace referencia a las bolsas en las que se compran y venden acciones, como la Bolsa de Nueva York (NYSE) o el Nasdaq. También se le denomina bolsa.

Un enfoque divide los mercados bursátiles mundiales en tres grandes categorías: 

  • Desarrollados
  • Emergentes
  • Fronterizos. 

Y otro enfoque los clasifica por países, incluyendo:

  • Bolsas de los países desarrollados como Estados Unidos (Bolsa de Nueva York).
  • Bolsas bolsas de los países en desarrollo como Brasil (Bovespa).
  • Las bolsas de los mercados fronterizos como Kenia (NSE 20-Share Index).

No me detendré mucho más en este punto, ya que en Eurekers disponemos de otros artículos en los que describimos a la perfección qué es la bolsa y cómo funciona. No obstante, hemos conseguido clasificar el mercado de valores, como un mercado financiero de capitales.  

Mercado de divisas: 

El mercado de divisas es un mercado mundial en el que se negocian diferentes monedas, y permite a las empresas y a los inversores comprar, vender y especular con las divisas. Además, proporciona un pull de liquidez de diferentes monedas para que los países y las empresas paguen por bienes y servicios de otros países extranjeros. 

Así pues, está abierto las 24 horas del día, cinco días a la semana y la mayor parte de las operaciones se realizan entre los principales centros financieros, como Londres, Nueva York y Tokio, donde participan bancos, bancos centrales, empresas comerciales, fondos de cobertura e inversores minoristas.

Actualmente, el mercado de divisas es el mayor mercado financiero del mundo, con un volumen de negocio diario medio de más de 5 billones de dólares. Esta enorme cantidad de dinero también lo convierte en el más líquido del mundo.

El mercado de futuros

El mercado de futuros es un mercado financiero en el que se negocian contratos de futuros. Un contrato de futuros es un contrato estandarizado que obliga al comprador a comprar un determinado activo, o al vendedor a vender un determinado activo, a un precio determinado en una fecha concreta del futuro. 

Así pues, los futuros se crearon con la finalidad de proteger a productores y consumidores de productos básicos de las fluctuaciones de los precios interna, por lo que normalmente suelen estar asociados a materias primas o alimentación básica. No obstante, también lo utilizan los especuladores que intentan beneficiarse de los movimientos de los precios.

Está regulado por organismos gubernamentales como la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC) en Estados Unidos y la Bolsa Mercantil de Chicago (CME). Entre los participantes en él se encuentran grandes bancos, fondos de cobertura y empresas de comercio de materias primas. En cualquier caso, los pequeños inversores también pueden participar a través de los contratos de CFDs que venden los corredores de bolsa, aunque hay que añadir que son productos de alto riesgo, donde más del 80% de los inversores retail, suelen perder su dinero, por lo que no es recomendable entrar en los mismos. 

Mercado de dinero

En el mercado de dinero o monetario se negocian instrumentos financieros con un alto grado de liquidez y vencimientos muy cortos, por lo que se considera un refugio seguro para los inversores porque se considera de bajo riesgo. Entre los instrumentos que se negocian se encuentran:

  • Letras del Tesoro, 
  • Papel moneda.
  • Certificados de depósito. 

El mercado de dinero es importante porque proporciona a las empresas el capital que necesitan para financiar sus operaciones, mientras que permite a los inversores aparcar su dinero en un lugar seguro donde puede ganar intereses. Es una parte importante del sistema financiero mundial.

Por supuesto, he dejado algunos tipos a tratar, como pueden ser los de opcionesCFDcriptomonedas. Además, de otras clasificaciones como podrías ser los mercados por competencia (mercado de competencia perfecta, monopolio, monopsonio…). Sin embargo, este supone un importante artículo para saber en qué rango ubicar el mercado de valores, un mercado financiero de capitales. 

En definitiva, nunca es fácil responder a la pregunta de qué es el mercado, y sobre todo, qué tipos de mercados financieros existen. No obstante, ahora que ya hemos arrojado un poco de luz, te pregunto, ¿En qué clase de mercados te gusta invertir?