El análisis fundamental mide el valor intrínseco de los valores examinando los factores económicos y financieros relacionados. El valor intrínseco es el valor de una inversión basado en la situación financiera de la empresa emisora y en las condiciones económicas y de mercado actuales. Los analistas fundamentales estudian todo lo que puede afectar al valor del título, desde factores macroeconómicos como el estado de la economía y las condiciones del sector hasta factores microeconómicos como la eficacia de la gestión de la empresa. El objetivo final es determinar una cifra que un inversor pueda comparar con el precio actual de un valor para ver si éste está infravalorado o sobrevalorado por otros inversores.

Análisis fundamental en tres frases

  1. El análisis fundamental es un método para determinar el valor real o «de mercado« de un título.
  2. Los analistas fundamentales buscan valores que están cotizando a precios superiores o inferiores a su valor real.
    • Si el valor justo de mercado es superior al precio de mercado real, se considera que la acción está infravalorada y se recomienda su compra.
    • Si el valor justo de mercado es inferior al precio de mercado real, se considera que la acción está sobrevalorada, y la recomendación puede ser o no comprar la acción o vender si se tiene en propiedad.
  3. Por el contrario, los analistas técnicos son partidarios de estudiar las tendencias históricas de los precios de las acciones para predecir las tendencias futuras a corto plazo.

Análisis fundamental en profundidad

El análisis fundamental suele realizarse desde una perspectiva macro a microeconómica para identificar los valores a los que el mercado no asigna un precio correcto. Los analistas suelen estudiar, por orden:

  1. El estado general de la economía
  2. La fortaleza del sector específico
  3. Los resultados financieros de la empresa que emite las acciones

De este modo, se aseguran de llegar a un valor de mercado justo para la acción.

¿Qué utiliza el análisis fundamental?

El análisis fundamental utiliza los datos financieros disponibles públicamente para evaluar el valor de una inversión. Los datos se registran en los estados financieros como los informes trimestrales y anuales, y en archivos como el 10-Q (trimestral) o el 10-K (anual). El 8-K también es informativo porque las empresas públicas deben presentarlo cada vez que se produzca un acontecimiento remarcable, como una adquisición o un cambio en la alta dirección.

La mayoría de las empresas públicas (y muchas privadas) publican sus informes anuales en las secciones de relación con inversores en sus sitios web, destacando las decisiones financieras tomadas y los resultados obtenidos a lo largo del año.

Por ejemplo, se podría realizar un análisis fundamental del valor de un bono observando factores económicos como los tipos de interés y el estado general de la economía. Después, se evaluaría el mercado de bonos y utilizarían datos financieros de emisores de bonos similares. Por último, se analizarían los datos financieros de la empresa emisora, incluyendo factores externos como los posibles cambios en su calificación de crédito. También se podrían leer los informes 8-K, 10-Q, 10-K y los informes anuales del emisor para averiguar qué están haciendo, sus objetivos u otras cuestiones.

El análisis fundamental utiliza los ingresos, los beneficios, el crecimiento futuro, la rentabilidad de capital, los márgenes de beneficio y otros datos de una empresa para determinar su valor subyacente y su potencial de crecimiento futuro.

La clave: el valor intrínseco

Hay dos supuestos principales en los que se basa el análisis fundamental:

  1. El precio en un momento específico de una acción no suele reflejar plenamente el valor de la empresa cuando se compara con los datos financieros disponibles públicamente.
  2. El valor reflejado a partir de los datos fundamentales de la empresa es más probable que se acerque al valor real de la acción.

El valor intrínseco es diferente en la valoración de acciones que en la negociación de opciones. La valoración de opciones utiliza un cálculo estándar para el valor intrínseco, mientras que éste puede calcularse de muchas maneras diferentes para valorar una acción.

Por ejemplo, digamos que las acciones de una empresa cotizan a 20 EUR y, tras una exhaustiva investigación sobre la empresa, un analista determina que debería valer 24 EUR. Otro analista realiza una investigación igual pero decide que debería valer 26 EUR. Muchos inversores consideran la media de estas estimaciones y asumen que el valor intrínseco de la acción puede estar cerca de los 25 EUR. A menudo, los inversores consideran estas estimaciones muy relevantes porque quieren comprar acciones que cotizan a precios significativamente inferiores a estos valores intrínsecos.

Esto nos lleva a un tercer supuesto importante del análisis fundamental: A largo plazo, el mercado de valores reflejará el fundamento económico de la empresa. El problema es que nadie sabe cuánto tiempo implica realmente «el largo plazo». Pueden ser días o años.

En eso consiste el análisis fundamental. Al centrarse en un negocio concreto, un inversor puede estimar el valor intrínseco de una empresa y encontrar oportunidades para comprar con descuentos o vender con primas. La inversión dará sus frutos cuando el mercado se ponga al día con su valor fundamental.

El análisis fundamental se utiliza sobre todo para las acciones, pero es útil para evaluar cualquier valor, desde un bono hasta un derivado. Si se tienen en cuenta los aspectos fundamentales, desde la economía en general hasta los detalles de la empresa, se está realizando un análisis fundamental.

Análisis técnico vs Análisis fundamental

El análisis fundamental contrasta fuertemente con el análisis técnico, que intenta predecir la dirección de los precios mediante el análisis de datos históricos del mercado, como el precio y el volumen. El análisis técnico utiliza las tendencias y la acción de los precios para crear indicadores. Algunos indicadores crean patrones con nombres que se asemejan a sus formas, como el patrón cabeza y hombros. Otros utilizan líneas de tendencia, soporte y resistencia para mostrar cómo ven las inversiones los compradores e indicar lo que va a ocurrir.

El análisis fundamental se basa en la información financiera de la empresa cuyas acciones se analizan. Con los datos se crean ratios y métricas que indican cómo se comporta una empresa en comparación con otras similares.

Análisis fundamental cuantitativo y cualitativo

El problema de definir la palabra «fundamental» es que puede abarcar cualquier cosa relacionada con el bienestar económico de una empresa. Incluyen cifras como los ingresos y los beneficios, pero pueden incluir cualquier cosa, desde la cuota de mercado de una empresa hasta la calidad de su gestión.

Los distintos factores fundamentales pueden agruparse en dos categorías: cuantitativos y cualitativos. El significado financiero de estos términos no difiere mucho de las definiciones conocidas:

  • Cuantitativo: información que puede mostrarse mediante números, cifras, ratios o fórmulas.
  • Cualitativo: más que una cantidad de algo, es su calidad, normativa o naturaleza

En este contexto, los fundamentos cuantitativos son números puros. Son las características medibles de una empresa. Por eso la mayor fuente de datos cuantitativos son los estados financieros. Los ingresos, los beneficios, los activos y otros datos que pueden medirse con precisión.

Los fundamentos cualitativos son menos tangibles. Pueden incluir el nivel de los principales ejecutivos de una empresa, el reconocimiento de la marca, las patentes y la tecnología propia.

Ninguno de los dos análisis es mejor que el otro. Muchos analistas los consideran conjuntamente.

Factures cualitativos a tener en cuenta

Hay cuatro aspectos fundamentales que los analistas siempre tienen en cuenta al analizar una empresa. Todos son cualitativos más que cuantitativos, y son los siguientes:

El modelo de negocio

¿Qué hace exactamente la empresa? Esto no es tan sencillo como parece. Si el modelo de negocio de una empresa se basa en la venta de pollo de comida rápida, ¿está ganando dinero de esa manera? ¿O sólo se alimenta de los cánones y las franquicias?

Ventaja competitiva

El éxito a largo plazo de una empresa depende principalmente de su capacidad para mantener una ventaja competitiva y conservarla. Las ventajas competitivas poderosas, como la marca Coca-Cola y el dominio de Microsoft con los sistemas operativos para ordenadores, crean un foso alrededor de una empresa que le permite mantener a raya a sus competidores y disfrutar de crecimiento y beneficios. Cuando una empresa consigue una ventaja competitiva, sus accionistas pueden verse bien recompensados durante décadas.

Gestión

Algunos creen que la gestión es el criterio más importante para invertir en una empresa. Tiene sentido: Incluso el mejor modelo de negocio está condenado si los dirigentes de la empresa no ejecutan como deberían. Aunque es difícil que los inversores minoristas conozcan y evalúen realmente a los directivos, se puede consultar la página web de la empresa y comprobar los currículums de los altos cargos y los miembros del consejo de administración. ¿Cómo les fue en anteriores trabajos? ¿Se han deshecho de muchas acciones últimamente?

Gobierno corporativo

El gobierno corporativo describe las políticas vigentes en una organización que denotan las relaciones y responsabilidades entre la dirección, los directores y las partes interesadas. Estas políticas se definen y determinan en la carta de la empresa, sus estatutos y las leyes y reglamentos corporativos. Siempre se prefiere hacer negocios con una empresa que esté dirigida de forma ética, justa, transparente y eficiente. Hay que fijarse especialmente en si la dirección respeta los derechos y los intereses de los accionistas y asegurarse de que sus comunicaciones con los accionistas son transparentes, claras y comprensibles. Si algo no se entiende probablemente sea porque no quieren que se entienda.

Industria

También es importante tener en cuenta el sector de la empresa: su base de clientes, la cuota de mercado entre las empresas, el crecimiento del sector, la competencia, la normativa y los ciclos económicos. Aprender cómo funciona el sector permitirá al inversor comprender mejor la salud financiera de la empresa.

Fundamentos cuantitativos a tener en cuenta: estado financiero

Los estados financieros son el medio por el que una empresa publica información sobre sus resultados financieros. Los partidarios del análisis fundamental utilizan la información cuantitativa del estado financiero para tomar decisiones de inversión. Los tres balances financieros más importantes son el análisis de resultados, las hojas de balance y los flujos de efectivo.

Hojas de balance

El balance representa un registro de los activos, los pasivos y el patrimonio neto de una empresa en un momento determinado. Se denomina balance porque las tres secciones (activos, pasivos y fondos propios) deben cuadrar mediante la fórmula

Activo = Pasivo + Fondos Propios

Los activos representan los recursos que la empresa posee o controla en un momento dado. Esto incluye elementos como el efectivo, el inventario, la maquinaria y los edificios. El otro lado de la ecuación representa el valor total de la financiación que la empresa ha utilizado para adquirir esos activos.

La financiación procede del pasivo o de los fondos propios. El pasivo representa las deudas u obligaciones que hay que pagar. Por el contrario, el patrimonio neto representa el valor total del dinero que los propietarios han aportado a la empresa, incluidos los beneficios retenidos, que son los que quedan después de pagar todas las obligaciones corrientes, los dividendos y los impuestos.

Análisis de resultados

Mientras que el balance adopta un enfoque instantáneo en el examen de un negocio, un análisis de resultados mide el rendimiento de una empresa durante un período de tiempo específico. Técnicamente, se podrían hacer balances de un mes o incluso de un día, pero las empresas públicas solo suelen presentar informes trimestrales y anuales.

Un análisis de resultados presenta los ingresos, los gastos y los beneficios generados por las operaciones de la empresa durante ese periodo.

Flujos de efectivo

Los informes de flujo de efectivo representa un registro de las entradas y salidas de efectivo de una empresa durante un período de tiempo. Normalmente, el informe de flujo de efectivo se centra en las siguientes actividades:

  • Efectivo de inversión (CFI): Efectivo utilizado para invertir en activos, así como el producto de la venta de otros negocios, equipos o activos a largo plazo.
  • Efectivo de financiación (CFF): Efectivo pagado o recibido por la emisión y el préstamo de fondos
  • Flujo de caja operativo (OCF): Efectivo generado por las operaciones diarias del negocio

El de flujo de caja es importante porque es complicado para una empresa manipular su situación en caja. Hay muchas cosas que los contables podrían hacer para manipular los beneficios, pero es difícil falsear el efectivo en un banco. Por esta razón, algunos inversores utilizan el flujo de caja como una medida mucho más conservadora para analizar los resultados de una empresa.