Un activo refugio es cualquier instrumento financiero que se espera que retenga o aumente su valor durante tiempos de turbulencia en el mercado. Los activos refugio son utilizados para limitar la exposición de una cartera en caso de caídas generalizadas en los mercados. No obstante, los activos que se consideran refugio pueden variar en función del contexto que se esté dando. Eso significa que para que una inversión actúe como un refugio seguro, los inversores deben realizar una amplia diligencia debida.

La naturaleza de los activos refugio

Un activo refugio permite diversificar tu cartera y es beneficioso en tiempos de alta volatilidad del mercado. En la mayoría de los casos, cuando el mercado sube o baja, es por un corto periodo de tiempo. No obstante, hay momentos en los que esa caída se prolonga, por ejemplo cuando se da una recesión económica. Cuando el mercado entra en crisis, el valor de mercado de la mayoría de las inversiones cae abruptamente.

Como las recesiones son inevitables y difíciles de prever, muchos inversores buscan comprar activos refugio que no estén correlacionados o tengan una correlación negativa con el mercado en tiempos difíciles. En tiempos de crisis, cuando el valor de la mayoría de los activos está cayendo, los activos seguros retienen o aumentan su valor.

Activo refugio: puntos clave

  1. Los activos refugio ofrecen protección en periodos de crisis financiera.
  2. Estos activos permiten la diversificación de la cartera y ayudan a limitar su exposición a pérdidas.
  3. Los metales preciosos, las divisas y algunas acciones de sectores concretos suelen ser identificados como activos refugio.
  4. Algunos activos financieros que suelen ser identificados como activos refugio pueden reaccionar de forma distinta en según que contextos de crisis, por lo que no son siempre considerables como tales.

Ejemplos de activos refugio

Hay algunos instrumentos que suelen ser considerados activos refugio en la mayoría de los contextos de crisis.

Oro

El oro es uno de los más tradicionales activos refugio. Como mercancía física, no se puede imprimir como el dinero y su valor no se ve afectado por las decisiones sobre las tasas de interés que toma un gobierno. Debido a que históricamente el oro ha mantenido su valor a lo largo del tiempo, sirve como una forma de seguro contra eventos económicos adversos. Cuando ocurre un evento adverso que persiste por un tiempo, los inversores tienden a acumular sus fondos en oro, lo que eleva su precio debido al aumento de la demanda.

Además, cuando existe una amenaza de inflación, el valor del oro aumenta ya que su precio se cotiza en dólares estadounidenses. Otras materias primas, como la plata, el cobre, el azúcar, el maíz y el ganado, tienen una correlación negativa con las acciones y los bonos y también pueden servir como activo refugio para los inversores.

Bonos del tesoro

Los bonos del tesoro están respaldados por la fe y el crédito del Estado que los emite, y, en muchos casos, se consideran activos refugio incluso en periodos de crisis. Las letras del Tesoro de muchos Estados se consideran libres de riesgo puesto que sus gobiernos reembolsan el capital invertido una vez vence la letra. Los inversores, por tanto, suelen adquirir estos valores en tiempos de caos económico.

Acciones en sectores «defensivos»

Las acciones de distintos sectores a veces son consideradas activos refugio. Entre esos sectores se incluyen empresas de servicios públicos, atención médica, biotecnología y bienes de consumo. Independientemente del estado del mercado, los consumidores seguirán comprando alimentos, productos para la salud y suministros básicos para el hogar. Por lo tanto, las empresas que operan en esos sectores normalmente conservarán sus valores en tiempos de incertidumbre, ya que los inversores aumentan su demanda de estas acciones.

Efectivo

Podría decirse que el efectivo se considera el único verdadero refugio seguro durante los períodos de recesión del mercado. Sin embargo, el efectivo no ofrece un rendimiento y se ve afectado negativamente por la inflación.

Divisas

Algunas monedas se consideran activos refugio en comparación con otras. En mercados volátiles, los inversores y los operadores de divisas pueden tratar de convertir las tenencias de efectivo en estas divisas para protegerse.

El franco suizo se considera una moneda de refugio seguro. Dada la estabilidad del gobierno suizo y su sistema financiero, el franco suizo suele enfrentarse a una fuerte presión alcista derivada del aumento de la demanda exterior. Suiza tiene una industria bancaria grande, segura y estable, un mercado de capitales de baja volatilidad, prácticamente sin desempleo, un alto nivel de vida y cifras positivas de balanza comercial.

La independencia de Suiza de la Unión Europea también la hace algo inmune a cualquier evento político y económico negativo que ocurra en la región. Por cierto, Suiza también es un paraíso fiscal para los ricos, que aprovechan las características bancarias anónimas y de alta seguridad del país para evadir impuestos y ocultar fondos mal habidos.

Además del franco suizo, y dependiendo del desafío particular al que se enfrente el mercado, el yen japonés y el dólar estadounidense también se consideran activos refugio. A menudo, el dólar estadounidense es un refugio seguro predeterminado para las empresas que enfrentan cualquier incertidumbre sobre la moneda nacional debido al hecho de que es la moneda de reserva mundial y la denominación de muchos acuerdos comerciales internacionales.

Cada año, Morgan Stanley elige las mejores monedas refugio del año. En 2020, el banco de inversión eligió el dólar estadounidense como la mejor moneda de refugio seguro. También nombró al yen japonés y al franco suizo como apuestas relativamente seguras.

Nota importante:

No se garantiza que los activos enumerados anteriormente mantengan sus valores durante los períodos de volatilidad del mercado. Además, lo que constituye un refugio seguro cambia con el tiempo. Por ejemplo, si todo un sector económico se está desempeñando mal, pero una empresa dentro de ese sector se está desempeñando bien, sus acciones podrían considerarse un refugio seguro. Los inversores deben llevar a cabo la diligencia debida cuando busquen invertir en refugios seguros, porque un activo que se considera un refugio seguro en una recesión puede no ser necesariamente una buena inversión cuando los mercados bursátiles están al alza.

Referencias

Diccionario de Eurekers

Universidad de Bolsa – Activo Financiero

Investopedia