Lo cierto es que cuando hablamos del mundo de la inversión financiera, es imposible compararse con los grandes, Warren Buffet, Ray Dalio, Catherine Wood… Sin embargo ¿qué tips seguir para emular a los grandes?¿Cómo invertir como Warren Buffet?

Si quieres conocer los 5 consejos de inversión que te permitirán invertir como un inversor profesional, sigue leyendo porque este post si que te interesa.

¿Quién es Warren Buffett?

Hablar de Warren Buffett, es hablar de una leyenda viva de Wall Street. Sin duda, se trata del gestor de fondos más exitoso y longevo de toda la historia de la bolsa. De hecho, a mediados de 2022, el llamado Oráculo de Omaha, cuenta con 91 años, y todavía sigue en activo.

No obstante, ¿Qué es lo que ha conseguido para que queramos emularle?. Simplemente a través de su gestora de fondos, Berkshire Hathaway, ha conseguido una rentabilidad media anual del 23%… ¡en los últimos 45 años!.

Sin duda este es un dato, que si no convierte a Warren Buffett en el mejor inversor de la historia, como poco no baja del top5, y es razón más que suficiente, para tenerlo como referente a la hora de mirarnos al espejos como inversores, y aspirar a convertirnos, o al menos a operar como lo haría un inversor profesional, como lo haría Warren Buffett.

Siete consejos para invertir como un inversor profesional

A continuación vamos a ver una serie de tips que te ayudarán en tu camino hacia la cima del éxito bursátil, siempre y como decimos en Eurekers, mediante un plan de inversión orientado al largo plazo.

1 – Desarrolla un plan de inversión

Antes de comenzar a aprender todo lo relacionado con la inversión y el mercado de valores, debe tener un plan. Para ello, se debe decidir primero, qué tipo de operaciones  vas a realizar, con qué clase de instrumentos financieros (acciones, bonos, futuros), para luego poder concéntrese en un plan con sentido para comenzar a aprender dentro de los campos seleccionados.

2 – Invierte en un curso de bolsa

Y fíjate que hablo de invertir y no comprar o gastar. De igual forma que antes de empezar a formarnos, tenemos que tener claro, qué es lo que queremos conseguir, otro aspecto importante, es cómo vamos a adquirir ese conocimiento.

Al fin y al cabo, invertir en un curso de bolsa, no será ni tan caro, ni tan costoso (en tiempo), como un título universitario, y solo con que dediques un par de horas semanales a la formación, en pocos meses podrás convertirte en todo un experto.

Desde Eurekers, ofrecemos nuestros cursos de bolsa para aprender a cómo invertir a largo plazo partiendo desde cero. Un método basado en la lógica, la sencillez y el sentido común.

3 – Dedica unas pocas horas semanales

Una vez realizada, al menos la formación inicial, es hora de lanzarse al mercado. Pero eso no significa ni que debamos entrar de golpe con todo, ni que ya haya acabado todo el proceso formativo.

Los grandes inversores como Buffet, antes de tomar una decisión la sopesan muy seriamente y analizan todas las variables. Así pues, para empezar a invertir como un inversor profesional, nunca deberemos abandonar cierto grado de formación continua, y sobre todo, estar informado de la actualidad más inmediata.

De hecho, una vez a nivel técnico ya sabemos de bolsa la mayoría de las cosas que deberíamos saber, como que brokers elegir o que es un stoploss… La formación continua se basa en estar al corriente de las noticias más importantes de los sectores más destacados.

 La clave para no perder  en bolsa es invertir a favor de la tendencia. De esta forma, si ahora la tendencia es energía, busquemos empresas energéticas, si es tecnología, tecnológicas… y así sucesivamente.

4 – Piensa a largo plazo

Una de las formas de, por salud emocional, tomar cierta distancia del mercado, pero sin perder la perspectiva, es ver la inversión como una forma de rentabilizar tus ahorros a largo plazo.

Y es que como dijo Benjamin Graham, a principios del siglo XX, “A corto plazo, el mercado es una máquina de votar, pero a largo plazo es una máquina de pesar. Efectivamente, en el corto plazo el mercado es caótico, pero en el largo es lógico y se generan tendencias, de acuerdo a la actualidad económica. Por eso, los inversores que ya eran ganadores hace 100 años, como Benjamin Graham, hoy también lo serían sin problemas.

Y es que os puedo asegurar que ni Warren Buffett hoy, ni el propio Graham hace 70 años, andaban viendo la bolsa cada día, analizando con gráficos chartistas, que evolución iría a tener el precio, en los próximos veinte minutos.

5 – Invierte en cosas que conozcas

Como dice el propio Oráculo de Omaha, “Nunca inviertas en un negocio que no puedas entender”. Esto es a efectos, tanto de activos financieros, como de compañías en sí mismas.

Si no entiendes los mercados de las CFD´s, ni te molestes en acercarte a él, y lo mismo con respecto a las compañías que cotizan en bolsa. Por muy buenas perspectivas que planteé una empresa (incluso con su sector al alza), si no puedes describir en dos frases a que se dedica, jamás deberías invertir en ella.

Evidentemente, esto no quiere decir que seas un experto en detallar su plan de negocio, nada más lejos de la realidad, pero como poco, si saber explicar a lo que se dedica.

6 – Invierte en empresas buenas

Quizás este sea el secreto más simple y oculto en la bolsa, y que el inversor medio, por algún motivo, se empeña en no ver. Si algo está bajando, no tiene un precio apetecible, la tendencia es negativa, por lo que no se trata de una empresa buena y viceversa.

Por ende, las empresas buenas son las que están en tendencias alcistas, aquellas que están creciendo, y por lógica, las mejores empresas, aquellas en las que deberíamos de invertir, deberían ser las que están en máximos históricos, ya que se trata de empresas que en ese momento, absolutamente todos los inversores están ganado.

7 – Fija stoploss de acuerdo a tu estrategia

Dicen que los inversores a largo plazo son unos aburridos, que en la bolsa se viene a especular y punto. En realidad, no hay nada más largoplacista (y kamikaze), que un inversor que opere sin stoploss.

Los grandes inversores, fijamos una estrategia de salida para asegurar más del 90% del capital invertido, y como es lógico, un stoploss debe estar lo suficientemente lejos, como para que un movimiento aleatorio de mercado no lo active, pero lo suficientemente cerca, como para que detecte pronto un cambio de tendencia.

Por supuesto, conforme el precio de la acción vaya subiendo, iremos subiendo progresivamente el stoploss, hasta que liberemos pérdidas, y poco a poco, vayamos asegurando más beneficios. ¿Hasta cuándo? Hasta que cambie la tendencia, lo que puede llevar semanas, meses o años, Mr. Market dirá.

En definitiva, un plan de inversión, formación financiera, algo de tiempo y luego tomar decisiones tan lógicas como no invertir en nada que no entendamos y estar siempre con los mejores. Estos son los consejos que te harán invertir como un inversor profesional. Sin duda, estos son los pasos que te acercarán más a invertir como Warren Buffett.