El Banco Central Europeo (BCE o ECB por sus siglas en inglés) es la institución responsable de la política monetaria de los países que han adoptado el euro como moneda, lo que se conoce como eurozona.

El BCE tiene bajo su control la soberanía monetaria de esos países miembro, actuando de facto como un banco central de todos esos países. En este sentido, su función principal es mantener la estabilidad monetaria del euro, para lo cual está dotado de amplias prerrogativas, principalmente la producción y distribución del euro y el control de los tipos de interés.

¿Qué es el Banco Central Europeo?

El Banco Central Europeo (BCE) es la institución europea encargada de la política monetaria de la zona euro desde 1999, cuando se creó el euro (EUR) y algunos países miembro empezaron a adoptarlo. Su sede principal esta en Frankfurt (Alemania).

La eurozona: países cuya moneda oficial es el euro

Aunque todos los países de la Unión Europea han aceptado la Unión Económica y Monetaria, solo 20 de los 27 países han sustituido su moneda nacional por el euro. Este conjunto de países es conocido como la eurozona y en la actualidad está compuesta por 20 naciones:

  1. Alemania.
  2. Austria.
  3. Bélgica.
  4. Chipre.
  5. Croacia.
  6. Eslovaquia.
  7. Eslovenia.
  8. España.
  9. Estonia.
  10. Finlandia.
  11. Francia.
  12. Grecia.
  13. Irlanda.
  14. Italia.
  15. Letonia.
  16. Lituania.
  17. Luxemburgo.
  18. Malta.
  19. Países Bajos.
  20. Portugal.

De los otros 7 países, 6 son países que aún no cumplen los criterios de convergencia que permiten adoptar el euro:

  1. Bulgaria.
  2. Hungría.
  3. Polonia.
  4. República checa.
  5. Rumanía.
  6. Suecia.

Por último, Dinamarca es el único país miembro actual que, pese a cumplir los criterios, ha decidido mantener su moneda nacional.

Estructura del Banco Central Europeo

El BCE está dirigido por el Consejo de Gobierno,1Consejo de Gobierno del BCE desde donde se define la política monetaria: objetivos, tipos de interés, gestión y suministro de moneda en el Eurosistema… También tiene la capacidad para definir los criterios de entrada en el sistema bancario europeo.

Este Consejo está formado por una junta ejecutiva de seis miembros y un gobernador cuya posición va rotando entre los gobernadores de los bancos centrales nacionales adheridos. La rotación de los derechos del voto ocurre mensualmente, a diferencia de lo que sucede en la Reserva Federal (FED), que rota anualmente.

Los gobernadores de los bancos centrales de los cinco principales países por el tamaño de sus economías y sistemas bancarios (Alemania, Francia, Italia, España y los Países Bajos) comparten cuatro turnos de derechos de voto, mientras que los bancos centrales de los demás países solo votan. con una frecuencia ligeramente menor: 11 meses de cada 14.2Normativa de rotación del voto en el BCE

Funciones del Banco Central Europeo

El BCE tiene la responsabilidad de velar por la estabilidad de los precios, y su objetivo es mantener la inflación anual del 2% a medio plazo. Este objetivo es estricto: no puede estar por encima, ni tampoco muy por debajo, a fin de evitar el riesgo de inestabilidad que produciría una eventual deflación en un periodo de recesión.

A tal fin, el BCE está dotado de las prerrogativas propias de los bancos centrales.

1 – Formulación de la política monetaria

Para poder mantener la estabilidad de precios, el BCE tiene la capacidad de formular y llevar a cabo la política monetaria. A tal fin, el Consejo se reúne cada seis semanas, y todas las conclusiones extraídas se publican a fin de mantener la transparencia respecto de la política definida. Por ello, después de cada reunión se celebra una rueda de prensa y se publican las actas.

En este sentido, el BCE tiene las siguientes prerrogativas:

  1. Emisión y distribución del euro.
  2. Definición de los tipos de interés.

A través de estas funciones pueden gestionar principalmente la inflación en la eurozona:

  • Subiendo los tipos de interés por lo general se puede controlar una inflación pujante a costa del crecimiento económico. Esto se conoce en inglés como tapering.
  • Bajando los tipos de interés se estimula el crecimiento, la actividad industrial y el gasto de los consumidores.

2 – Supervisión del sistema bancario europeo

El BCE es también el organismo de la UE responsable de la supervisión bancaria. Junto con los supervisores de los bancos centrales nacionales, opera lo que se llama el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) para garantizar la solidez del sistema bancario europeo.

El MUS garantiza la coherencia de las prácticas de supervisión bancaria de los países miembros; la supervisión laxa en algunos países miembros contribuyó a la crisis financiera europea. El MUS se puso en marcha en 2014. Todos los países de la zona del euro están en el MUS y los países de la UE que no pertenecen al euro pueden optar a unirse.

Eurosistema

El Eurosistema está compuesto por el BCE y los bancos centrales de los países adheridos al euro. Este gestiona el euro y respalda la política monetaria definida por el Consejo de Gobierno del BCE. En paralelo, el Sistema Europeo de Banco Centrales también incluye al resto de bancos centrales de los países miembro que no han adoptado la moneda única.

Para definir los criterios de entrada al Eurosistema, el BCE tiene las siguientes prerrogativas:

  1. Definición los requisitos de capital y de reservas. Esto se refiere al efectivo que los bancos comerciales deben tener disponible y cuánto pueden prestar a sus clientes.
  2. Definición de las garantías de depósito. De este modo se protege a los clientes de la banca privada, ya que garantiza una cantidad máxima de capital en caso de que el banco en el que hayan confiado se derrumbe.
  3. Concesión préstamos y servicios a los bancos comerciales del sistema bancario que gestionan. Estos préstamos se rigen por los famosos tipos de interés, que es el porcentaje de interés que ha de pagar el banco comercial por el dinero prestado.
  4. Administración las reservas de divisas.