¿Qué es el Hedging?

El Hedging es una inversión que se realiza para reducir los riesgos de otras inversiones que mantienen una correlación bastante fuerte. Es decir, es una inversión de cobertura frente a otros activos similares de alto riesgo o volatilidad. De hecho, la propia palabra Hedging significa “cobertura” .

Por tanto la con la cobertura vamos a tratar de minimizar el riesgo, no obstante, hay que tener mucho cuidado porque evidentemente, al minimizar el riesgo también estamos minimizando las ganancias.

¿Cómo funciona el Hedging?

Antes de pasar a explicarlo, vamos a trazar un paralelismo con una realidad acontecida en España. El pasado 25 de Septiembre el Volcán Cumbre Vieja comenzó a escupir lava tras más de 50 años dormido.

Bien, todo habitante que tenga una residencia en la isla, sabe que cada cierto periodo de tiempo bastante largo alguno de sus volcanes tiende a entrar en erupción, ante esto puede optar por asegurar su vivienda a todo riesgo o confiar en que esa vez que erupcionó fue y será la última. Evidentemente, al asegurar su vivienda asume un coste y por ende, la ganancia de la casa, o bien a nivel patrimonial, o bien si la decidiera arrendar no será la misma. No obstante, en caso de que sobreviniera una desgracia, como la que les ha tocado vivir a los habitantes del municipio cercano al volcán, Todoque,  serán cubiertos frente a la totalidad de las pérdidas y les garantiza no quedarse sin un techo cuando toda la tragedia pase.

En el mundo bursátil funciona más o menos de forma similar. Existe una especia de relación riesgo-recompensa, cuanto mayor es el riesgo, más cara es la cobertura (porque más posible será la recompensa) y viceversa, pero también menor es la ganancia. Así pues, para cubrir los riesgos de forma adecuada se debe hacer uso de varios instrumentos financieros como puedan ser opciones, swaps, futuros o contratos a plazos sobre los activos subyacentes que pueden ser divisas acciones, bonos o materias primas.

Afortunadamente, la amplitud de instrumentos financieros que existen, permiten a los inversores protegerse de casi cualquier inversión.

¿Qué tipos de Hedging existen?

Como ya hemos mencionada, la gran cantidad de instrumentos financieros que existen, hacen que existan varios tipos de cobertura en función a las estrategias a adoptar:

De diversificación:

Sin duda se trata de la estrategia de cobertura de riesgo más elemental y entendible para cualquier inversor novel. Si se decide invertir en empresas de capital-riesgo que promulguen ideas auténticamente disruptivas como camiones autónomos, se puede dedicar parte de nuestro capital disponible a otras empresas dedicadas a bienes de consumo más cotidianos como comida, ropa o electrodomésticos.

Así pues, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En ciclos expansivos, el capital irá hacia ideas más novedosas, aupados por la idea de seguir prosperando y ante el aburrimiento de los sectores tradicionales, sin embargo, en periodos de recesión, mucha ideas genuinas podrían acabar quedándose en el cajón ante la falta de financiación, por lo que los sectores tradicionales de alimentación y textil, son los que contribuirán a tirar del carro.

De propagación:

Supongamos que estamos en un periodo de tiempo en el que vamos a prever que va a haber una pequeña sacudida de ajuste en los principales índices. En ese caso, podríamos adquirir una opción put u opción de venta a un precio más bajo que las cotizaciones actuales, pero que cuando llegue la caída nos permita vender al precio pactado en la adquisición del put y no al que actualmente ha caído el precio de la acción que teníamos en propiedad.

De posición opuesta:

En caso de realizar trading, siendo todavía un inversor con poca experiencia, supone una estrategia bastante fácil de entender, se basa en comprar una divisa o acción y por miedo a que baje, comprar la misma y en la misma cantidad en corto, es decir, invirtiendo a la baja de esa divisa o acción.

De esta manera, estaremos protegidos ante eventuales caídas. No obstante, no tendremos ningún tipo de ganancia tampoco, porque si sube, la inversión en corto actúa como pérdida y si baja la inversión en largo también. Es decir, lo que estemos ganando por un lado, lo perderemos por el otro y viceversa. Además, esto no es todo, habrá que sumar las comisiones, impuestos y spreads de cada operación, por lo que se acabará, inexorablemente, incurriendo en pérdidas.

En cualquier caso, a diferencia de los seguro del hogar, la cobertura en bolsa es imperfecta y no asegura que se mitiguen las pérdidas, o al menos, la totalidad de ellas. Por lo que el inversor no debe buscar la seguridad máxima sino pensar, ¿los beneficios de la estrategia adicional de cobertura van a superar el gasto adicional? Al fin y al cabo, la única cobertura exitosa es aquella que previene pérdidas.

Referencias

Investopedia

Wikipedia

Diccionario Bursátil

Bolsa y Trading

Deja un comentario

Abrir el chat
1
¿Te gustaría aprender a invertir?
¡Bienvenido!

¿Quieres saber más sobre nuestros cursos de bolsa? Prueba las dos primeras horas de nuestro curso GRATIS 😏 https://online.eurekers.com/