¿Qué son los ADR (American Depositary Receipt)?

¿Qué son los ADR (American Depositary Receipt)?

Seguramente te habrás preguntado cómo es posible que el Banco Santander o Telefónica coticen en la Bolsa de Nueva York. Pues es sencillo, gracias a sus títulos ADR. Pero, ¿sabemos qué son estos ADR?

¿Qué es un ADR (American Depositary Receipt)?

Los ADR son certificados o recibos que emiten bancos de inversión estadounidenses y que representan una cantidad específica de acciones de una compañía de fuera de los EEUU. Sus siglas significan American Depositary Receipt, que proviene de este recibo generado por el intermediario financiero que compra las acciones de fuera de los Estados Unidos, para que después el banco que funciona como depositario pueda emitir y cancelar estos ADRs y se relacione directamente con los inversores.

Para ser más concretos, es un título físico que representa un depósito de acciones de una empresa no estadounidense en una entidad financiera americana. Tienen todos los derechos y obligaciones, incluido el dividendo y el derecho de voto, pudiendo además ser convertidos en las acciones originarias, que se conocen como ADS (“American Depositary Share”), en cualquier momento a solicitud del titular.

Mediante el proceso conocido como flowback, los inversores propietarios de estos títulos pueden convertirlos en las acciones que representan y negociarlos en la bolsa de origen con su respectiva moneda. El proceso contrario se conoce como inflow y consiste en que el inversor adquiere las acciones en la bolsa de origen y los transforma en ADR para ser transmitidas en EEUU.

De esta forma, los inversores estadounidenses pueden invertir en empresas de fuera de su país con la particularidad de seguir operando en la misma moneda, sin necesidad de pasar por un cambio de divisa. A día de hoy, existen este tipo de títulos que provienen de muchos países y son susceptibles de ser comprados y vendidos, de la misma forma que ocurre con las acciones comunes.

¿Cómo surgieron los ADR?

Los ADR fueron emitidos por primera vez en 1927, con el objeto de permitir que los inversionistas de Estados Unidos pudieran invertir en una empresa británica denominada Selfrige. Los avances tecnológicos de la época no permitían que un inversor pudiera comprar y vender acciones con la facilidad actual, ni cobrar los dividendos si la empresa estaba fuera de EE.UU.

Así que, la firma originaria de JP Morgan (Guaranty Trust Co.) se ofreció a oficiar como representante de todos aquellos inversores estadounidenses que quisieran invertir en Selfrige, emitiendo certificados en la moneda norteamericana y negociándolos en la Bolsa de Nueva York. 

¿Qué tipos de ADR existen?

A grandes rasgos, existen dos tipos de ADR:

  • ADR patrocinado. Este tipo de ADR lo emite un banco estadounidense en nombre de una empresa extranjera y crea una relación jurídica entre el ADR y la empresa.
  • ADR no patrocinado. Son emitidos por bancos estadounidenses sin la participación de la empresa extranjera. Estos productos solo pueden cotizar en los mercados Over The Counter (OTC), ya que no se aceptan en las bolsas oficiales como los ADR patrocinados.

Al mismo tiempo, encontramos otra clasificación, dependiendo del nivel de cumplimiento de los requisitos de la SEC:

  • Nivel 1. ADR que cumplen los requisitos más básicos de la SEC. Éstos solo se pueden negociar en mercados no oficiales (OTC), pero son una buena herramienta para la empresa que quiere tener presencia en el mercado bursátil.
  • Nivel 2. Cumplen más requisitos de la SEC, lo que provoca que tengan mayor visibilidad y volumen de negociación.
  • Nivel 3. Son los más prestigiosos e incluso conllevan una oferta pública de venta en los mercados oficiales. Las empresas extranjeras deben cumplir todos los requisitos de la SEC. Mientras que los anteriores solo se pueden negociar en el mercado secundario, éstos se lanzan al mercado primario. Por tanto, las empresas recaudan capital en la oferta pública. 

¿Por qué le interesa a la empresa cotizar en Estados Unidos con ADR?

Podríamos decir que hay tres causas principales:

  • Entrada al mayor mercado de valores del mundo. Es una forma de que sus acciones ganen volumen, permitiendo a inversores de todo el mundo operar en dólares a través de su broker americano. Al mismo tiempo, al aumentar el mercado de sus acciones, puede estabilizar el precio.
  • Menores costes. Cotizar en las bolsas americanas como empresa listada es mucho más caro que cotizar con ADR. Mediante este producto, los requisitos tanto de la SEC como de las bolsas son menores, es decir, implican menos costes.
  • Imagen y notoriedad. De la misma forma que todas las firmas quieren estar establecidas en las más importantes avenidas comerciales de las principales ciudades del mundo, a las empresas les sucede lo mismo a la hora de cotizar en el principal mercado de acciones mundial.

¿Le interesa al inversor invertir mediante un ADR?

Veamos qué factores habría que considerar:

  • Comisiones del broker: Puede ser la gran ventaja de un ADR. Operar en los mercados estadounidenses es más barato que invertir en la mayoría de mercados bursátiles mundiales, por la gran competencia entre intermediarios financieros. 
  • Costes de ADR: Obviamente, cuantos más intermediarios financieros estén implicados, más costes asociados habrá. El banco depositario cobra una comisión de custodia. 
  • Riesgo divisa: A este riesgo te expones siempre que tengas que operar con otra divisa diferente a la de tu país de origen. Por tanto, si no eres estadounidense y quieres operar mediante ADR, estarás expuesto igualmente. La ventaja de este producto reside en que los inversores norteamericanos invertirán en él cuando no quieran exponerse a la divisa de la bolsa de origen de la compañía.
  • Fiscalidad: En principio, se aplica la misma fiscalidad que se aplicaría en el país de origen. 

Por tanto, un ADR es una herramienta que tienen las empresas de todo el mundo para cotizar en la principal plaza del capitalismo, los Estados Unidos. A nosotros, como inversores, nos puede suponer una opción interesante de invertir en determinados mercados a unos costes inferiores.

Referencias

ADR – Wikipedia

Investopedia

Diccionario Financiero para aprender de bolsa – Eurekers

Términos Relacionados

Acción

Activo Financiero

Mercado de Valores

Deja un comentario

error: Acción bloqueada.