¿Qué es un broker?

¿Qué es un broker?

Conocemos con el término broker financiero al intermediario financiero entre compradores y vendedores de instrumentos financieros. En este post vamos a explicar detalladamente en qué consiste esta figura.

¿Qué es un broker?

Un broker es un agente o una empresa con la función de ejecutar las órdenes de compra o venta de activos financieros de sus clientes. Cuando su cliente le da una orden de compra, le encuentra activos en venta y viceversa, es decir, el broker encuentra contrapartida en el mercado. Por tanto, se trata de un intermediario entre sus clientes y el mercado. Por estos servicios de intermediación el broker cobra unas comisiones que dependerán de éste y, además, del tipo de producto y mercado en el cual se opera.

Esta figura es necesaria y obligatoria, ya que no se pueden comprar y vender acciones tanto en mercados regulados como sin regular (OTC) sin pasar por un broker. Para poder ser broker la empresa debe conseguir una licencia para operar y estar sujeta a la revisión de las autoridades financieras. Aquí en España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores sería la autoridad y, la regulación que se aplica a nivel europeo es MiFID II.

Cada broker ofrece unos productos financieros y los clientes solo podrán a través de este broker operar con ellos. Es decir, si tu broker está especializado en acciones y no tiene otros productos, no podrás operar en mercado de divisas, por ejemplo. Entonces, tener claro los productos con los cuales quieres operar es crucial para la buena elección del broker.

Historia de los brokers

Hasta hace no mucho tiempo, para poder comprar y vender acciones, era necesario estar presente físicamente en las bolsas. El cliente se ponía en contacto con el broker por teléfono y éste, a voz alzada («Open outcry» en inglés), ejecutaba las órdenes en la bolsa. Por ejemplo, si un broker operaba en la Bolsa de Madrid, debía estar presente todos los días allí para cerrar las operaciones. Esto se conocía como el »mercado de corros».

Este sistema, junto con la poca competencia que había (los brokers solían ser solo grandes bancos), provocaba que los costes fuesen muy altos.

Hoy en día, gracias a la tecnología, sobre todo a Internet, esto ya es un mito. En la actualidad, mediante los brokers online, el cliente es quien directamente pone sus órdenes en la plataforma del broker. Por tanto, desde casa se puede operar incluso en bolsas lejanas. Solo necesitas un ordenador y dinero en tu cuenta.

Esta nueva operativa ha permitido entrar en el mercado a inversores con menos recursos, ya que los costes son mucho más bajos que antes.

¿Para qué sirven los brokers?

Además de su principal función de intermediación entre cliente y mercado, los brokers tienen algunas funciones secundarias:

  • Deben promover el lanzamiento de nuevas emisiones en el mercado, proporcionando información al público y participando en la colocación en el mercado primario.
  • Deben mantener seguros y custodiados los activos financieros de sus clientes.

La función de informar a los clientes sobre la coyuntura del mercado, o incluso sobre recomendaciones de inversión, ha sido cuestionada en más de una ocasión. La razón es que algunos brokers no han actuado de buena fe con ello, por tanto, el inversor tiene que ir con cuidado con esto. Por eso, en 2018 se implementó la nueva directiva europea MiFID II, la cual su objetivo principal es el de proteger al inversor exigiendo una mayor transparencia al sector. Se requiere hacer un test de idoneidad al cliente para saber el perfil del inversor, además que los asesores deben tener una certificación específica sobre economía y finanzas que ratifique su nivel de formación.

¿Qué comisiones cobran los brokers?

Las comisiones que pueden cobrar los brokers son:

  • Comisiones más comunes de los brokers:
    • Comisión de compra-venta. Es la comisión por ejecutar la orden. Ésta se puede encontrar de dos formas: directamente en porcentaje del capital invertido o con un importe fijo si no se llega al mínimo capital invertido.
    • Comisión de custodia. Es la comisión por guardar seguros los valores. En la actualidad, muchos brokers la han quitado, ya que al ser anotaciones en cuenta, no es muy costoso en la actualidad. En caso de que la cobren, suele ser un porcentaje sobre el importe total invertido o, si no, cobran un importe fijo, ya sea mensual, trimestral, semestral o anual por mercado.
    • Comisión de mantenimiento. Es la comisión por mantener la cuenta abierta y las acciones depositadas. Encontramos que muchos brokers ya la han quitado por la misma razón que la anterior. En caso de ser cobrada, suele ser un importe fijo periódico.
  • Otras comisiones que cobran algunos de los brokers:
    • Comisión por cambio de divisas. Es la comisión que se cobra cuando el inversor ha operado en mercados con otra divisa. Por tanto, esta solo se cobra cuando el broker, para ejecutar tu operación, tiene que cambiar la divisa. Suele ser una comisión fija.
    • Comisión por traspaso de valores. Esta comisión también se conoce por »comisión por cambio de broker» y es la que se cobra cuando decides cambiar de broker. Puede ser bastante elevada para intentar que el cliente no cambie.
    • Comisión por cobro de dividendos. Se cobra cuando el inversor recibe un dividendo.
    • Comisión por cancelación de órdenes. El broker la puede cobrar cuando se ha enviado una orden y, antes de su ejecución, el cliente la cancela.
    • Comisión por Ampliaciones de Capital. La cobra el broker por acudir a una ampliación de capital de una empresa de la cual tenemos acciones.
    • Comisión por Servicios Especiales. Estas comisiones suelen aplicarse en el caso de que solicites servicios especiales como informes, análisis de empresas,etc.
    • Comisión por splits y contrasplits. Esta comisión la puede cobrar el broker. Aunque el tamaño de la posición no varíe, sí lo hace el número de acciones.
  • Comisiones impuestas a los brokers:
    • Comisión de Canon de Bolsa. Es la comisión que marcan los diferentes mercados y bolsas, y el broker solo se dedica a trasladarla al inversor. Este canon es fijo para todos los inversores y hay que fijarse en si el broker la ha incluido en su tarifa o la cobra aparte.

El efecto de todas estas comisiones sobre la inversión, especialmente cuando se trata de una inversión pequeña, es una reducción considerable de la rentabilidad final.

¿Qué tipos de brokers hay?

Hay diferentes tipos de brokers en el sistema financiero:

  • Brokers Dealing Desk: estos brokers cuentan con lo que se conoce como »mesa de dinero». Esto significa que las operaciones de sus clientes se ejecutan en esta mesa y no salen al mercado. Este broker crea su mercado propio interno para sus clientes y se encargan de buscar la contraparte entre los clientes o en la mayoría de los casos la proporcionan ellos, asegurando la liquidez y disponibilidad. Por tanto, a estos brokers también se les conoce por el nombre de »Market Makers». Sus ganancias vienen determinadas por el spread (horquilla entre precio de compra y venta) y por las pérdidas de sus clientes.
  • Brokers Non Dealing Desk: Estos no disponen de »mesa de dinero». Al contrario que en el caso anterior, éstos se encargan de enviar las órdenes al mercado. Están continuamente conectados con proveedores de liquidez que son los que actúan de contraparte. Aquí, podemos diferenciar dos tipos:
    • Brokers ECN (Electronic Communication Network): Ofrecen los precios de compra y venta que ofertan todos los participantes del mercado. Sus beneficios se obtienen a partir del spread del mismo modo que los Market Maker.
    • Brokers STP (Straight Through Process): Éstos no conectan al cliente con todo el mercado, si no con algún proveedor de liquidez con el que tengan acuerdo. Sus ganancias también proceden de los spreads.

Diferencia entre broker y dealer

Hay que remarcar la diferencia entre broker y dealer. Los primeros solo actúan de intermediarios por cuenta ajena, es decir, ejecutan operaciones en nombre de terceros (clientes). Los segundos ejecutan operaciones por sí mismos, aunque en algunos casos pueden hacerlo para sus propios clientes. Entonces, las ganancias de los dealers dependen de las ganancias de capital y no del spread entre precios.

¿Cómo elegir tu broker?

A la hora de buscar el broker con el que quieres operar, primero debes preguntarte:

  • Tipo de producto en que quieres invertir. Los activos financieros disponibles en los mercados son incontables y debemos tener claro cuál queremos operar.
  • Mercado en el que quieres invertir. No es lo mismo operar en la bolsa española que en la bolsa de Frankfurt o  la bolsa de Nueva York. Puedes invertir en varios mercados, no son excluyentes, simplemente tienes que plantearte dónde estás dispuesto a hacerlo.
  • Estrategia de inversión. Deberemos saber qué estrategia, al menos temporalmente, (corto, medio o largo plazo) vamos a implementar para saber qué broker se adapta mejor a dicha estrategia.

¿El broker opera el activo que quiero operar?

Los brokers suelen estar especializados en productos precisos, como por ejemplo acciones. Esto no quiere decir que no haya brokers con diferentes ofertas de productos. En el mercado encontramos todo tipos de brokers y no será difícil encontrar uno con los activos financieros que quieres.

¿El broker opera en los mercados que quiero operar?

El segundo paso, una vez se tiene una lista de posibles brokers que ofrezcan los activos que queremos invertir, consiste en ver a qué mercados tiene acceso. Por ejemplo, si creemos que la bolsa americana, la alemana y la española tienen potencial y queremos invertir en ellas, tendremos que buscar un broker que ofrezca los tres mercados.

¿Las comisiones del broker son las que mejor se adaptan a mi estrategia?

Es muy importante tener una estrategia clara, ya que no es lo mismo una estrategia a largo plazo que a corto plazo. Si pensamos hacer muchas operaciones y tenerlas abiertas poco tiempo, comisiones como las de custodia no nos importarán mucho, puesto que no serán grandes, aunque sí que nos importarán las comisiones de compra y de venta. En cambio, si la estrategia fuese la contraria, sí nos importarían las comisiones de custodia y menos las de compra-venta. Aquí se podría incluir si ofrece servicios extra, como tiempo real o informes económicos y empresariales sin coste añadido, atención al cliente en nuestro idioma y horario,etc. Estos productos no suelen estar añadidos, pero, en todo caso, hay que averiguarlo.

¿Qué tipo de broker es?

Puede parecer una tontería, pero no lo es. Como ya hemos dicho anteriormente, los Market Makers no lanzan tus operaciones al mercado, sino que buscan la contrapartida que tienen en el mercado interno llegando incluso a darte ellos mismos la contrapartida. Por tanto, esto implica que si tú ganas, ellos pierden y al revés. Aquí hay un claro conflicto de intereses, porque, obviamente, preferirán ganar ellos. Esto no implica mala práctica por su parte, pero es innegable que puede afectar ya que tu dinero es limitado y el de ellos no.

¿Cuál es la regulación a la que el broker responde?

Es importantísimo que el broker esté regulado en tu país. Esto provocará que estés mejor protegido y, a la hora de reclamar, supondrá una ventaja el hecho de que se trate de un broker regulado por la autoridad financiera correspondiente (Ejemplo: CNMV en España). Hay que ir con cuidado con brokers con la sede social fuera de tu país, o incluso, paraísos fiscales o países con prácticamente ninguna regulación, ya que existen algunos que en la letra pequeña del contrato, te exigen personarte en la sede en caso de reclamación. 

Las regulaciones más duras son las de la Financial Conduct Authority (FCA) inglesa y la Stock Exchange Comision (SEC) estadounidense y, luego, la European Securities and Markets Authority (ESMA) en Europa.

En este apartado cabe destacar los Fondos de Garantía de Inversión, que dependerán de la regulación a la cual están adscritos. Estos fondos tienen la finalidad de ofrecer a los clientes cubiertos de las sociedades, agencias de valores y sociedades gestoras de carteras en el caso de que alguna de éstas entre en concurso de acreedores.

En España encontramos el FOGAIN, la cobertura del cual llega a un máximo de 100.000 euros. En Estados Unidos, el fondo de protección de inversiones cubre hasta 500.000 dólares.Por lo que respecta a Reino Unido, se garantizan 50.000 libras.

Una vez ya tenemos claros todos estos puntos claves. Las preguntas más importantes que debemos responder para elegir broker son:

  • ¿El broker opera el activo financiero que quiero operar?
  • ¿El broker opera en los mercados que quiero operar?
  • ¿Las comisiones del broker son las que mejor se adaptan a mi estrategia?
  • ¿Qué tipo de broker es?
  • ¿Cuál es la regulación a la que el broker responde?

Referencias

Wikipedia – Qué es un broker

Investopedia

Eurekers.com – Formación y comunidad de bolsa

Términos relacionados

Gráficos de bolsa

Mercado de Valores

GAP brusátil

1 comentario en “¿Qué es un broker?”

Deja un comentario

error: Acción bloqueada.