En lo que llevamos de año, Bitcoin se ha desplomado más de un 50% (y un 65% desde máximos históricos de noviembre de 2021). Y en general, todo el mundo cripto está sufriendo caídas considerables. ¿Qué está pasando? Tres causas podrían explicar estos retrocesos.

En primer lugar, la subida de tipos de interés hace que en períodos inflacionarios, el capital fluya desde inversiones más arriesgadas (con tipos de interés cero o incluso negativos), a inversiones más seguras como bonos o empresas con menor deuda y proyectos más sólidos. Por contra, todo el sector tecnológico, y por ende, el mundo cripto se ha visto afectado.

En segundo lugar, el sector cripto había vivido una auténtica burbuja con más de 10.000 tokens y cientos de exchanges, que más allá de con deuda no podían garantizar el dinero de sus usuarios en caso de severos retrocesos. En consecuencia, esto ha traído la quiebra de importantes criptos (como Luna o Celsius). Esta purga habría podido contaminar parte de la visión que se tiene sobre las criptomonedas más sólidas como Bitcoin.

Y por último, gran parte de la comunidad estaba invertida en apalancado, conforme el precio iba cayendo a causa de los dos anteriores motivos, muchas posiciones iban siendo liquidadas, al no poder aportar (los inversores) el llamado «margin call», lo cual, ha tensionado aún más el precio a la baja.

Con todo, ¿podrá sobrevivir Bitcoin a esta gran purga que está limpiando el mundo cripto?