En un año en el que entre tipos de interés elevados1La inflación y los tipos de interés marcan 2023/ y crisis bancarias,2¿Nueva crisis bancaria? índices como el SP500 o el Nasdaq oscilan mucho y no se sabe bien si van para arriba o van para abajo, hay algo que no para de subir. Y no hace falta irse a la bolsa para saberlo, basta con echarle un vistazo al supermercado. Nos referimos a los alimentos, y en concreto, al café.

Un año difícil para el café

El café se está enfrentando a un año especialmente complicado, lo que ha disparado sus precios al alza. Esto es ya visible en la bolsa, y lo iremos notando progresivamente en nuestro día a día. Y es que no parece tener pinta de que vaya a recuperar sus precios debido a eventos como los siguientes:

  • En primer lugar, Vietnam, primer productor mundial, ha tenido su peor cosecha de los últimos 5 años.
  • Las cosechas de Brasil se han visto gravemente reducidas en volumen debido a las sequías que también se están dando en el otro hemisferio.
  • Y en tercer lugar, las lluvias torrenciales que se dieron en Indonesia han acabado con buena parte de su producción esperada.

Estas catástrofes, ligadas al incremento de la demanda mundial de café que difícilmente va a poder cubrirse, han producido un incremento de los futuros de ambos cafés: Arábica y Robusta (negociados en la bolsa de Chicago). Su precio se está acercando a niveles cercanos a los máximos históricos del año 2012.

Consumo mundial de café creciente. Paulatino, pero creciente.
Crecimiento del consumo mundial del café. Fuente: Statista.

Y como la bolsa son expectativas futuras traídas al momento presente, en el momento actual podemos ver empresas como Starbucks (SBUX) o JM Smuckers (SJM) muy cercanas a máximos históricos.