¿Qué es el accionariado?

El accionariado es el conjunto de agentes que tienen propiedad sobre una organización o corporación. De esta forma,  para poder forma parte del accionariado de una compañía debes de haber adquirido títulos (acciones) de dicha compañía.  El conjunto de títulos que poseen estos agentes forman el valor total de la compañía, por lo que en caso de estar en posesión de un único agente, él sería el propietario de la misma.

Otro aspecto muy importante, es que no todos los integrantes del accionariado tienen el mismo peso dentro de la organización. Evidentemente cuanto mayor sea el número de acciones que tienes en una empresa, mayor será tu peso e influencia en la misma.

¿Quién puede formar parte del accionariado de una empresa?


En general, cualquier persona física o jurídica puede ser parte del accionariado de una compañía. Esto va desde un inversor particular, a una empresa  que compra acciones de otra empresa, hasta el mismo Estado que es participante de una compañía (en este caso, normalmente suelen ser empresas públicas)

Normalmente, el accionariado suele clasificarse en diferentes tipos en base a varios parámetros, entre ellos encontramos:

  • Mayorista/minorista: Hace referencia al peso que tiene el inversor en la compañía. Por ejemplo, todo accionista que supere el 5% de las participaciones emitidas por la empresa tendrá influencia suficiente como para presionar en el Consejo de Administración.
  • Institucional/particular: Indica que tipo de persona es el inversor, si es una persona física o jurídica (una empresa)
  • Nacional/Extranjero:  Indica el lugar de procedencia del inversor con respecto al país donde tiene sede la empresa

El accionariado popular: Una modalidad de accionista propietario-cliente.

En el año 2005 a los aficionados del Manchester United  de la Premier League inglesa, se les ocurrió una gran idea. Si ellos eran quienes apoyaban económicamente el club mediante la adquisición de entradas y pases de temporada, ¿Por qué no tener también parte del control del mismo?

Sin darse cuenta, crearon un nuevo tipo de accionariado, el propietario-cliente, es decir ellos que son los clientes del Manchester United, también pasarían a ser los copropietarios del mismo, teniendo así relevancia y control en las futuras decisiones del club.

La fórmula resultó ser un éxito y rápidamente se replicó a otros clubes deportivos o asociaciones con un gran número de aficionados.

Referencias

Accionista – Wikipedia

Diccionario de Eurekers

Shareholder – Investopedia

Deja un comentario

Abrir el chat
1
¿Te gustaría aprender a invertir?
¡Bienvenido!

¿Quieres saber más sobre nuestros cursos de bolsa? Prueba las dos primeras horas de nuestro curso 😏