Los 5 peligros de tener la Bolsa a tiempo real en tu bolsillo

Ciertamente, uno de los mejores beneficios que nos ha otorgado la tecnología móvil es poder consultar cualquier cosa en cualquier momento y desde prácticamente cualquier lugar. Este hecho, en líneas generales es una verdadero beneficio para muchos ámbitos de nuestras vidas, pero si no somos cautelosos se puede tornar en un arma de doble filo. En este caso vamos a hablar de los peligros de tener la bolsa a tiempo real en tu bolsillo.

A día de hoy, la SEC, el principal organismo regulador de los Mercados de Valores de EEUU, considera que la expansión de las nuevas tecnologías ha desarrollado un nuevo tipo de patología, la llamada ludopatía bursátil. Además, el perfil del nuevo ludópata digital ha cambiado, ni son alcohólicos, ni han pasado ya los cuarenta. En la mayoría de los casos son jóvenes universitarios o post-universitarios, de clase media-alta.

En particular, hoy vamos a ver cuáles son los peligros del hecho de que podamos consultar la bolsa a prácticamente cada instante, incluso cuando está cerrada, y lo más importante, cuáles son los síntomas que delatan que podríamos estar desarrollando un principio de ludopatía bursátil. Así pues, si quieres aprender a conocer detectar ciertos indicadores negativos, para empezar a controlar a tu mente sigue leyendo, porque este post sí que te interesa

Creer ser más listo que el mercado

Solo el 2% de los inversores ganan en bolsa. Evidentemente esa gente no piensa que se vaya a hacer rica en poco tiempo. Tiene un método, una estrategia, analiza varias variable, direccionalidad del sector, volatilidad de la acción… y solo cuando están seguros entran. Desde luego no se dejan llevar por impulsos, noticias puntuales o corazonadas.

Piense que cualquier impulso o corazonada que haya podido tener, cualquier otra persona ya lo ha tenido, ¿Y en qué lado crees que estará?, ¿En el del 2% o en el del 98%?. Y lo peor de todo, el hecho de que tengamos móviles a mano, hace que podamos guiar nuestra decisión final de inversión, en base a esa dicha corazonada o a un comentario que nos ha dicho un conocido nuestro. Por lo que debemos ser fríos en cuanto a nuestras propias emociones.

Mirar la bolsa a cada momento

Si cuando efectuamos una inversión estamos mirando la bolsa cada 10 o 15 minutos en nuestro móvil, a ver qué ha pasado, claramente tenemos una sintomatología que podría acabar en adicción. Evidentemente ni va a subir lo suficiente como para hacernos ricos, ni va a bajar como para arruinarnos. Hay persona que la llegan a mirar incluso en fines de semana o festivos, cuando está cerrada.

Así pues, esta es una de las principales puertas de entrada a la adicción bursátil, y es que antes de empezar a invertir sin sentido, cualquier persona empieza mirando la bolsa cada pocos minutos.

Para evitar esta práctica es imprescindible actuar con stops que garanticen la seguridad de nuestras inversiones.

Tener más dinero en Bolsa del que se puede permitir perder

Una máxima que cualquier inversor en bolsa veterano sabe, es que a la Bolsa solo hay que destinar aquel dinero que no es necesario para nada. Es decir, en el momento en que destinas parte del dinero para arreglar el coche o comprar alimentación porque necesitas invertirlo en bolsa, estás muy cerca de tener un grave problema de adicción.

La facilidad con la que hoy en día se puede enviar dinero a nuestros brokers, prácticamente con tan solo 4 o 5 clicks, hace que sea tentador enviar más dinero del que te puedes permitir. Por lo que seamos consciente de con cuánto dinero invertimos, para no tener ideas que no nos van a llevar a ninguna parte.

Invertir por invertir

Como hemos dicho anteriormente este sería el siguiente paso dentro de la espiral ludópata. Tanto es así que muchas personas que han acabado en tratamiento de desintoxicación no tóxica, han confesado que “han llegado a operar por la excitación que les producía, sin tener ningún tipo de información de la compañía”.

De esta forma, la tecnología móvil y un insuficiente autocontrol personal, suponen una explosiva combinación que ha acabado por dilapidar los ahorros o herencias de algunos inversores. En el momento en el que alguien decide invertir por invertir o por la excitación que produce la incertidumbre, claramente está empezando a tener un serio problema, por el que debería pedir ayuda.

En EEUU, la SEC considera adictos bursátiles a todos aquellos inversores que realizan más de 4 transacciones al día.

No aceptar las pérdidas

Los grandes estrellas de cualquier campo sea deporte, emprendimiento o inversión, son no grandes solo porque sepan ganar, son grandes porque precisamente saben perder y aceptar las derrotas.  

Un hecho muy común que tiende a hacer perder a muchas personas más dinero del que se podrían permitir es que no saben aceptar cuando han hecho una mala inversión. Y en dichas condiciones, en lugar de aceptar la derrota y aprender que se hizo mal para no volver a cometer el fallo, doblan la apuesta, “para que así cuando suba, pueda ganar el doble”.

Y esta es concretamente la situación más peligrosa de todas, porque en lugar de invertir con stops y simplemente dejarse llevar o salirse si este salta, la tecnología móvil permite que aglutine los cinco indicadores juntos: Creerse el más listo ”porque ahora si va a subir”, estar mirando en cada momento cuanto sube o baja, y reinvertir por invertir  a un solo click más dinero del que me puedo permitir.

En definitiva, ciertamente la tecnología móvil y el hecho de estar interconectados nos ha mejorado la vida considerablemente. No obstante, en algunos campo como la inversión bursátil, al estar disponible la bolsa a tiempo real, nos permite o bien acabar en la ludopatía, o bien tener la oportunidad de conocernos mejor a nosotros mismo, estableciendo nuestros propios límites.

Deja un comentario

Abrir el chat
1
¿Te gustaría aprender a invertir?
¡Bienvenido!

¿Quieres saber más sobre nuestros cursos de bolsa? Prueba las dos primeras horas de nuestro curso GRATIS 😏 https://online.eurekers.com/