¿Qué hacer con tu cartera de inversión en vacaciones?

¿Qué hacer con tu cartera de inversión en vacaciones?

A tres días del inicio del mes de agosto, has de saber que es importante revisar tu cartera de inversión antes de salir de vacaciones si quieres desconectar durante el período estival. Por eso, es necesario que estabilices tus inversiones y evitarás contratiemposgestionar tu tiempo es muy importante para tu estrategia de inversión. Disfrutarás, así, de los mejores días del año, aquellos que dedicas a descansar y compartir con tus mejores amigos y familiares.

Si inviertes en bolsa a medio y largo plazo puedes disfrutar tranquilamente de tus días de descanso si haces antes unos pequeños deberes en tu cartera de inversión. Te contamos cuáles son. Podrás así dejar tu cartera a punto y recargarte de energía positiva durante el período estival para empezar, con más fuerza si cabe, los últimos meses del año. ¡Vamos allá!

Cartera de inversión en vacaciones: 3 consejos para disfrutar de tus vacaciones

En Eurekers sabemos que los meses de vacaciones hay un menor volumen de negociación y es probable que aumente la volatilidad del mercado. ¿Cómo puede afectar esto a tu cartera de inversión? De una forma muy sencilla: se pueden producir movimientos un poco más erráticos que en otras épocas del año producidos, precisamente, por este aumento de la volatilidad. ¿Cómo dejar preparada tu cartera de inversión?

1. Mantén estables tus posiciones de medio y largo plazo.

Normalmente los períodos de vacaciones son tiempos de corrección en las cotizaciones bursátiles. Esto, a grandes rasgos, quiere decir que se produce la estabilización de los mercados que arrancan nuevas rachas alcistas empezando ya el segundo semestre del año. En este 2015, se espera que en el período estival se produzca una estabilización tanto en Europa como en Estados Unidos, incluso algunos de estos mercados pueden sufrir algún retroceso.

Has de ser consciente de esta situación, por si se produce, pero esto no debe afectar a tu cartera de inversión en vacaciones. Debes mantener estables tus posiciones de medio y largo plazo. Aunque el mercado se reajuste en este período, tus inversiones tienen un rango de tiempo más largo. No es por tanto recomendable hacer modificaciones de tu cartera de inversión en vacaciones atendiendo a los ajustes que se producen en el mercado durante el período estival.

2. Confirma que los stops de venta están fijados en todas tus posiciones.

El objetivo es vender a tiempo un valor que cae para limitar tus pérdidas. Debes, por tanto, fijar stops loss, que son órdenes de venta automática a partir de un determinado precio en todos y cada uno de los activos de tu cartera de inversión. Y tu pregunta inmediata será: ¿en qué precio sitúo el stop loss? Es una muy buena pregunta. Como ya hemos dicho, en los períodos vacacionales baja el volumen negociado y aumenta, con él, la volatilidad en los mercados. Por ello hay que estudiar cuidadosamente donde colocar los stops de venta: si los ubicas muy cerca del precio de cotización y se produce una volatilidad mayor que durante el resto del año, corres el riesgo de que te salten muy rápido.

No obstante, no debes alejarlos mucho porque esto puede desestabilizar tu riesgo y, si el valor baja, que la pérdida sea mayor de la prevista. Confirmar que tienes colocados correctamente todos los stops de venta te ahorrará la ansiedad que puede provocar el no revisar tus cotizaciones. Estarás seguro durante el período de vacaciones porque si te salta algún stop, el valor se venderá automáticamente. No será, por tanto, necesario que estés pendiente. A tu regreso de las vacaciones será el momento de valorar si te interesa o no buscar, seleccionar e invertir en nuevos valores.

3. Descansa, desconecta y disfruta de tus amigos y familiares.

La tecnología actual te permite revisar la cotización de tus acciones desde casi cualquier punto del mundo por muy recóndito y exótico que se presente inicialmente. No obstante, esto no te ha de servir como excusa para no hacer los deberes antes de iniciar las vacaciones. De hecho, solo organizando tu cartera de inversión en vacaciones (al principio de estas), podrás disfrutar realmente de tus días libres. Llegarás así mucho más enérgico los últimos meses de inversión. No olvides nunca que tu relación con la bolsa debe ser saludable y siempre compatible con todas las otra facetas de tu vida personal, familiar y profesional.

¡Solo nos queda desearte que tengas unas muy buenas vacaciones!


 

¿Te ha gustado este post de nuestro blog? ¡Compártelo!

Deja un comentario

error: Acción bloqueada.