Peter Lynch: 4 claves del éxito de un gran inversor

Peter Lynch: 4 claves del éxito de un gran inversor

Peter Lynch es uno de los inversores más influyentes del mundo y uno de los administradores de fondos más rentables de la historia. Para que puedas hacerte una idea, te damos un dato: en la gestión del fondo Fidelity Magellan entre los años 1977 y 1990, Peter Lynch obtuvo un retorno anual del 29%.

A los 71 años su éxito financiero es incuestionable. Conocemos muchas de las frases célebres de este gran inversor, que ya se han convertido en grandes consejos de inversión. Hoy queremos profundizar en losargumentos que utiliza Peter Lynch para seleccionar las compañías en las que invertir.

Peter Lynch puede presumir de ser un muy buen inversor y a la vez un gran narrador de historias. Sus libros están llenos de buenas anécdotas financieras y grandes dosis de humor que dan buena cuenta de la gran inteligencia de este influyente gestor. Lynch inventa personajes muy similares a él y sus colegas que retratan a la perfección sus éxitos económicos así como algunas de las debacles de inversión vividas. Hoy repasamos las experiencias que Lynch cuenta en sus libros para encontrar sus claves a la hora de elegir las compañías en las que invertir. Hemos seleccionado para ti sus mejores claves de inversión.

1. Peter Lynch encuentra grandes inversiones en los centros comerciales

Este gran inversor ha dedicado muchísimo tiempo a analizar el entorno para descubrir empresas e inversiones interesantes, y le gusta especialmente centrarse en los centros comerciales y en los grandes beneficios que ha conseguido en la bolsa gracias a ellos.

Lynch explica en su libro Beating the Street que para elegir las inversiones del año siguiente se dirigía a un centro comercial, concretamente al Burlington Mall, el más cercano a su casa, para analizar las mejores ideas de inversión. Este centro comercial era para Lynch un referente en el que se podían ver cientos de empresas cotizadas y analizarlas en cualquier momento. Según Peter Lynch muchas de las mejores compañías en bolsa son aquellas que reciben miles de visitas en su tienda cada día y en las que los clientes podrían haber identificado una oportunidad de inversión.

2. Peter Lynch realiza un análisis posterior para seleccionar las compañías en las que invertir

Después del trabajo de campo en el centro comercial, Lynch realiza un análisis cuantitativo de las empresas que le han gustado. Y es que este influyente gestor es consciente que cualquier compañía puede tener mucho éxito comercial pero su gestión puede ser pésima y, a pesar de tener las tiendas llenas, estar perdiendo dinero. Por ello, identificar acciones mientras se está de compras puede ser buena idea, pero una vez en casa se ha de estudiar cuidadosamente la compañía.

3. Peter Lynch sabe detectar lo que él llama empresas teenbaggers

¿Qué son? Empresas que multiplican por 10 su valor. ¡A quién no le van a gustar! Aunque, lógicamente, no son fáciles de encontrar: si no, todo el mundo sería multimillonario.

Su forma de detectar este tipo de empresas es observando lo que interesa y compra la gente a su alrededor.

En su libro Un paso por delante de Wall Street, Lynch analiza algunas de las teenbaggers que él descubrió. Habla, por ejemplo, de Kodak, de la que dice que «no era necesario trabajar en las oficinas centrales de esta compañía para saber que las cámaras baratas, fáciles de usar y de bajo coste resucitaron la industria y que las ventas de carretes subieron exponencialmente en la época».

4. Peter Lynch se centra en empresas con éxito pero no en sectores boom

Peter Lynch busca empresas con éxito y en crecimiento en sectores maduros pero no le interesan los sectores en los que todas las empresas crecen a un ritmo vertiginoso.
Utiliza en sus libros ejemplos de casos reales que le sirven para explicar la diferencia entre empresas con éxito y empresas de sectores boom.

En su libro Un paso por delante de Wall StreetLynch bautiza con el nombre ficticio de Houndstooth a un amigo suyo al que le gusta «jugar» a la bolsa y devora las newsletters de todos los periódicos económicos en busca de grandes oportunidades. Un día, Houndstooth tropieza con una pequeña empresa tecnológica que produce discos duros. Él no sabe muy bien ni para qué sirve esta tecnología pero decide que se trata de una empresa con potencialidades e invierte en ella. Mientras tanto, su mujer, definida por Lynch en el libro como «la persona que no entiende el serio negocio del dinero» regresa del centro comercial del barrio en el que ha detectado una nueva tienda que le ha gustado mucho.

La tienda lleva por nombre The Limited y ofrece grandes oportunidades de compra, a muy buen precio y atienden unas dependientas de lo más simpáticas. La mujer de Houndstooth gasta 200 dólares en la nueva tienda y él se enfada porque ella malgasta su dinero. Mientras tanto, la empresa de discos duros tiene un mal trimestre y su cotización baja de 10 a 5 dólares. Como el inversor no entiende qué ha podido pasar, decide vender y pierde 1.500 dólares.

Un ejemplo que le sirve a Lynch para lanzar una reflexión: ¿Cuál era la empresa de éxito la de los discos duros o la del centro comercial?

En todos sus libros, Lynch insiste en la capacidad de los pequeños inversores para ser igual de exitosos que los grandes profesionales de la bolsa. Y es que como se desprende de los cuatro puntos anteriores, algunas de las mejores ideas de inversión que ha tenido Peter Lynch a lo largo de su vida profesional no han sido fruto de sus análisis financieros sino de su capacidad para observar el comportamiento de los ciudadanos en su día a día en sus casas y en los centros comerciales.

Si te ha gustado este artículo puedes consultar también Warren Buffet: 8 curiosidades de este gran inversor y George Soros. ¿Cómo hizo quebrar al Banco de Inglaterra?, otros dos posts en los que se habla, sin duda, de grandes inversores.


 

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario