Fiscalidad de las Acciones. ¿Como Tributan las Ganancias Fiscales?

Fiscalidad de las Acciones. ¿Como Tributan las Ganancias Fiscales?

Conocer la fiscalidad de acciones es básico antes de introducirse en bolsa. Es más, ser consciente de que las ganancias bursátiles tributan es fundamental y existen muchos operadores que lo desconocen hasta que ya han recogido beneficios y el fisco llama a su puerta. Es necesario, además, conocer cómo se aplica la fiscalidad de acciones en el momento actual. Y es que las diferentes reformas fiscales han cambiado significativamente la forma de tributar de los beneficios en bolsa.

A menudo la información tributaria se presenta de forma compleja y no somos capaces de entenderla. Recurrimos al gestor profesional que nos asesora y evitamos introducirnos en este ámbito. Hoy en nuestro blog, tenemos un reto: intentar que acabes de leer este artículo y que entiendas claramente qué operaciones bursátiles tributan y cómo lo hacen. Vamos a ello.

La fiscalidad de las acciones, un tema pendiente para muchos operadores.

Muchos inversores desconocen u olvidan que los beneficios bursátiles tributan a Hacienda. Por eso, les sucede que, después de realizar las declaraciones a Hacienda pertinentes, observan como sus aparentes beneficios iniciales se han resentido y sus carteras se han quedado como estaban al principio. En Eurekers sabemos que es necesario, por ello, conocer cómo tributan nuestros beneficios bursátiles.

Debes partir de tres premisas básicas:

  1. Los beneficios que obtenemos por la venta de acciones en bolsa también se llaman plusvalías. A menudo se utiliza este término para referirse a la fiscalidad de las acciones y debes conocerlo.
  2. Solo tributan las ganancias, nunca las pérdidas. No obstante, en nuestra declaración debemos hacer constar también las pérdidas porque la fiscalidad actual permite compensarlas con los beneficios obtenidos.
  3. La retención del IRPF que se aplica a los beneficios es del 20%.

¿Qué movimientos bursátiles comportan retenciones tributarias? 

  • La venta de acciones. La plusvalía que obtenemos cuando cerramos una posición y recogemos capital real de una determinada operación bursátil tributa. En la siguiente tabla aparecen los porcentajes de tributación en función del beneficio obtenido.
    Beneficio por la venta de acciones201420152016
    De 0 a 6.000 €21 %20 %19 %
    De 6.000 a 24.000 €25 %22 %21 %
    De 24.000 a 50.000 €27 %22 %21 %
    Mayor que 50.000 €27 %24 %23 %

    Los beneficios que se declaran son el resultado de la siguiente operación:  Precio de venta de un valor (más gastos de gestión) – precio de compra del valor (más gastos de gestión) = BENEFICIOS.

  • El cobro de dividendos. Como veremos más adelante, existen muchas empresas cotizadas que reparten entre sus inversores una parte de los beneficios obtenidos por la compañía en un período determinado de tiempo. Esta operación se llama «reparto de dividendo» y también tributa a Hacienda. Es decir, el inversor que decida recoger dividendo en alguna de las empresas de las que es accionista, debe declarar por el beneficio obtenido con ese cobro.En la Declaración de la Renta de 2014, que haremos durante este 2015, se mantiene la exención de retención por los 1.500 primeros euros obtenidos en dividendos. A partir del año que viene, y con las modificaciones introducidas por la Reforma Fiscal, se deberá tributar desde el primer euro que se recoja en dividendos.

¿Tienes ahora más clara la fiscalidad de las acciones? Esperamos que sí. Recuerda que los beneficios en bolsa tributan y, por ello, es necesario que, antes de realizar una inversión, conozcas cómo has de declararlas y qué porcentaje de tus ganancias será recaudado por la Agencia Tributaria.

Otro de los aspectos que los inversores obvian, a menudo, y que hacen variar, al final, sus cuentas de resultados son las comisiones. En próximos artículos profundizamos en las comisiones que se pagan por la inversión bursátil y que cualquier operador debe conocer antes de abrir cualquier posición.


 

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario