6 Ciudades de interés para el turista inversor

6 Ciudades de interés para el turista inversor

Incontables cantidades de dinero son negociadas en todos los mercados del mundo cada día. Estas ciudades albergan, además de una bolsa de valores con una importancia especial, lugares de interés turístico y cultural con un valor más que suficiente para que valga la pena visitarlos.

Edificios, museos, parques, catedrales o plazas, llenan los territorios de estas capitales mundiales que para cualquier inversor que se precie puede ser interesante visitar.

1. Amsterdam (Euronext)

Es casi obligatorio comenzar esta enumeración con la ciudad que alberga la primera bolsa que se fundó en el mundo. Fundada por la Compañía Holandesa de las Indias orientales, fue la primera en funcionar mediante el sistema de compra y venta de activos financieros. El objetivo de fundar la bolsa fue para poder recaudar fondos para los futuros viajes de negocio de La Compañía, que en ese momento contaba con un poder muy notable en el comercio con países asiáticos.

Físicamente tuvo su sede en un edificio situado en la avenida Damrak y llamado «Beurs van Berlage». Su construcción data de los alrededores del 1900 y actualmente se utiliza como centro cultural de exposiciones y conferencias.

El turista que se encuentre en la capital holandesa no debe olvidar dejarse caer por el famoso Barrio Rojo, la Estación Central, el Mercado de las Flores, el Rijksmuseum, o sencillamente, pasear por los canales de la ciudad.

2. Londres (LSE)

Londres el origen de su bolsa aproximadamente en el 1570, con la inauguraciónd e la Royal Exchange, la bolsa antigua que hacía las veces de centro de comercio de Londres. Debido a una prohibición a la entrada de corredores de bolsa en este lugar, estos comenzaron a operar en otros lugares, como por ejemplo la Jonathan’s Coffee-House.

No obstante, la fecha de nacimiento de la bolsa en sí se coloca en 1761, cuando 150 corredores formaron un club de compra y venta de acciones en un sitio nuevo que se denominaría como «Bolsa de Londres» en el 1801. Después de esto, la institución ha pasado por el edificio Capel Court, y también por la zona Paternoster Square.

En los alrededores de la Bolsa de Londres podemos encontrar la archiconocida Catedral de St. Paul, el museo Tate Modern, el Millenium Bridge, el Bank of England Museum, o el Leadenhall Market, entre otros lugares de interés.

3. Milán (Bolsa de Milán)

En un lugar considerablemente céntrico de Milán, se encuentra el Palazzo Mezzanotte, sede actual de la Bolsa de Italia, también conocido como «Palazzo della Borsa». Se encargó a Paolo Mezzanotte en 1927 con el objetivo de unificar todas las actividades de la bolsa que hasta entonces se encontraban dispersas por la ciudad. En su interior, el espacio más relevante es la sala de los gritos, que es donde se realizaban los contratos «a llamada», suspendidos desde principios de los noventa debido a la informatización de los intercambios para dar paso a un sistema telemático.

Milán es una ciudad verdaderamente cómoda de visitar, ya que a pesar de tener 182 km2 de superficie, en apenas 2 km2 se encuentra un gran número de los lugares de interés turístico con los que cuenta. Destacan lugares de visita obligatoria como el Duomo de Milán, cuarta catedral más grande del mundo, el Palacio Real y el el Palacio Real y el Palacio Arengario, el Castillo Sforzesco y la, imposible de olvidar mecionar, Iglesia de Santa Maria delle Grazie, donde está «La última cena» de Leonardo Da Vinci.

4. Tokio (JPX)

En la capital de Japón encontramos una de las bolsas más importantes del mundo a pesar de no ser tan popular mundialmente. La bolsa de valores de Tokio, actualmente conocida como la Japan Exchange Group, recibe su nombre en 2013, cuando se fusionaron la antigua Tokio Stock Exchange y la Bolsa de Osakapara ser más competitivas frente a otras bolsas internacionalmente. Fue fundada en 1878, pero ha sufrido altibajos a lo largo de su historia, de los cuales es importante mencionar el tiempo que permaneció cerrada después del bombardeo de Nagasaki de la Segunda Guerra Mundial, o la conocida como «la década perdida» durante los años noventa.

Si se visita Tokio no se puede olvidar pasar por el Palacio imperial, que es la residencia del Emperador de Japón, el distrito comercial de Akihabara, el barrio de Ginza, el mercado del pescado Tsukiji, o el Jardín de Koishikawa Korakuen. Además de esto, visitar algún estadio de sumo o alguno de sus mercados callejeros es interesante y divertido.

5. Frankfurt (Deutsche Börse)

La «Deutsche Börse» es la bolsa de Frankfurt, la ciudad que se podría denominar como la capital financiera de Alemania. A raíz de las ferias medievales que se celebraban en el siglo XII, y de la inmigración de holandeses y franceses a la ciudad tiempo después, se establecieron en Frankfurt el comercio mayorista y el sector bancario. Personas de toda Europa se desplazaban hasta aquí para comerciar. Por este motivo, alrededor de 1585 nacería el intercambio en Frankfurt.

Después de muchas reuniones de comerciantes desde 1605 donde actualizaban los tipos de cambio, en 1666 se crearon las reglas de intercambio, y la administración oficial de bolsa. La fecha de la primera hoja de cotizaciones se sitúa en 1721. En 1843 esta administración construyó su propio edificio en la plaza Paulsplatz.

En cuanto a lugares de interés turístico, destacan la Casa del famoso escritor Johann Wolfgang von Goethe, la Colegiata de San Bartolomé, la zona de Römerberg, la Torre de Meno, el barrio de Sachsenhausen o el Jardín de Palmeras.

6. Nueva York (NYSE)

Por último, no podríamos olvidarnos de la Bolsa de Nueva York, también conocida por sus siglas como NYSE. El pistoletazo de salida de la bolsa de Wall Street se podría situar en el momento en que 24 comerciantes y empresarios firmaron el acuerdo «Buttonwood Agreement» en 1792, donde se especificaban las reglas para comerciar con acciones.

En 1817 se creó el primer comité oficial que se encargaba de controlar las negociaciones, y en 1903 se construyó el edificio de la bolsa de Nueva York donde se sigue encontrando en la actualidad. Aquí tuvo lugar el «Crack del 29», el famoso «Jueves negro» en el que se desplomó Wall Street y a partir del cual comenzó la Gran Depresión.

Ubicada en el número 11 de Wall Street, la bolsa de Nueva York es el mayor mercado de valores del mundo con alrededor de 2400 empresas cotizando en él, por un valor de 20000 millones de dólares y un nivel de negociación diario de 170.000 millones de dólares aproximadamente.

Las actividades interesantes a realizar en la que se podría denominar como la capital financiera del mundo son pasear por Central Park o el Bryant Park, subir a edificios emblemáticos como El Top of the Rock, el Empire State o el One World, ir hasta la Liberty Island para subir a la Estatua de la Libertad, disfrutar de increíbles museos como el Met, el MoMa, el de Historia Natural entre otros, asombrarte con Times Square o con Grand Central Terminal o cruzar el emblemático puente de Brooklyn. Estas son solo algunas de las muchísimas actividades que se pueden realizar en esta asombrosa ciudad.


 

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario