Crack del 29: de la euforia inversora a la trampa de la liquidez

Crack del 29: de la euforia inversora a la trampa de la liquidez

A pocos días de que se cumplan 88 años del Crack del 29, queremos aprovechar la ocasión para recordar aquel hito financiero que precedió a la Gran Depresión, todavía considerada la mayor recesión económica mundial de la historia, ya que, aunque se originó en Estados Unidos, tuvo repercusiones catastróficas en muchos países del mundo.

¿Qué originó ese desplome bursátil sin precedentes en Wall Street en plena etapa de crecimiento? ¿Cuáles fueron sus consecuencias?

Te invitamos a leer este resumen sobre el famoso Crack del 29.

¿Qué es el Crack del 29?

El Crack de 1929 fue un desplome inesperado de las cotizaciones en la Bolsa de Nueva York, que comenzó el Jueves Negro (24 de octubre) y que alcanzó su punto más crítico el Martes Negro (29 de octubre), con más de 16 millones de títulos vendidos.

Crack del 29: contexto histórico.

En la década en que se produjo el Crack del 29, Estados Unidos pasaba justamente por una etapa de prosperidad económica. Eran «los felices años 20«, que se caracterizaron por:

  • Tras la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos se había convertido en el mayor proveedor mundial de materias primas y productos industriales. Canadá, Australia y Japón también dominaban algunos mercados internacionales.
  • La influencia de EE.UU en Europa era crucial como principal acreedor del mundo. La gran mayoría de los países le debían dinero y Nueva York se convirtió en el centro financiero mundial. Por tanto, la recuperación europea dependía en gran parte del sistema financiero americano.
  • La industria en Estados Unidos había aumentado un 15%, favorecida por los avances tecnológicos y las nuevas formas de producción. El sector bélico era el más beneficiado, pero también se estaban consolidando otros sectores como el eléctrico, el petroquímico, el aeronáutico o el del automóvil. Las expectativas de negocio se multiplicaban y el país presidido entonces por Herbert Clark Hoover se veía como «la tierra prometida».
  • El optimismo reinaba en la sociedad norteamericana, que se entregaba al consumismo, animada en parte por las nuevas facilidades de pago (venta a plazos).
  • En Wall Street, se había desatado la euforia inversora. Gran parte de la población se lanzó a comprar acciones de empresas industriales. Incluso, muchos pidieron préstamos para ese fin, ya que era fácil pagarlos con los beneficios obtenidos.

 7 principales causas del Crack del 29.

En los últimos años de la década, los «happy twenties» empiezan a mostrar sus sombras y ese clima de bonanza en la economía se ve enturbiado por los primeros síntomas de lo que podía ser una cambio de tendencia.  ¿Por qué?

  1. Aunque Estados Unidos vivía tiempos de abundancia económica, la situación no era la misma en otros países del mundo, como en el Reino Unido. Así que las empresas americanas, que mantenían sus precios de monopolio, no llegaban a colocar toda su producción y se iba acumulando stock.
  2. En el sector agrario, también se acumulaban excedentes sin vender y los precios caían.
  3. El comercio internacional carecía de dinamismo, debido a la caída de la demanda exterior y al proteccionismo.
  4. El descenso del consumo fue mermando los negocios y las empresas redujeron sus plantillas, por lo que aumentó el desempleo. Además, los avances tecnológicos de la industrialización también llevaron a reducir mano de obra. La población perdió poder adquisitivo.
  5. A finales de los años 20, la compra de acciones había aumentado un 90%. La desmesurada especulación financiera llevó a que el precio de las acciones estuviera por encima de su precio real. Es decir, las empresas crecían  en bolsa no por sus beneficios reales, sino por la expectativa de beneficio. Se creó, por tanto, una burbuja económica.
  6. El dinero que los brokers habían prestado a los pequeños inversores (más de ocho mil millones de dólares) superaba al dinero que había en circulación en Estados Unidos en ese momento.
  7. Desde noviembre de 1928, se estaba viviendo inestabilidad en la Bolsa. Caídas bruscas por ventas desmesuradas eran generalmente seguidas de recuperaciones en las que se igualaba e incluso se superaba los índices.

¿Qué pasó en el Crack del 29?

Consecuencias tras el Jueves Negro: bancos quebrados, inversores arruinados y la Gran Depresión.

  • Con el Crack del 29, la bolsa de Estados Unidos perdió un 25% de su valor en una semana. En noviembre de ese año, ya había perdido la mitad de su valor (-50%) y, al mínimo histórico alcanzado el 8 de junio de 1932 (-85%), le siguieron dos años y medio de continuas bajadas.
  • Quebraron más de 4.000 bancos y se arruinaron empresas e inversores particulares.
  • Estados Unidos entró en un periodo deflacionista que duró diez años.
  • La crisis norteamericana tuvo un efecto dominó sobre otros países. El mundo entró en la Gran Depresión, una recesión económica de la que se empezó a salir en 1932 con el establecimiento del New Deal, un conjunto de medidas intervencionistas que puso en marcha el presidente americano Franklin Delano Roosvelt.
  • Empezó a hablarse de la «trampa de la liquidez», un término acuñado por el economista británico John M. Keynes para referirse a la situación que se da cuando los tipos de interés son tan reducidos que, en vez de incentivar la inversión y dinamizar la economía, conducen a los ahorradores a guardar el dinero, por lo que las inyecciones de liquidez por parte de los bancos centrales se vuelven contraproducentes. En su lugar, Keynes proponía apoyar la inversión con dinero público.
  • En algunos países, el descontento social por la crisis derivó en el apoyo a movimientos extremistas, como el nazismo en Alemania, y se fue cultivando el terreno de la Segunda Guerra Mundial.

Términos relacionados

Brexit

Referencias

Diccionario de Conceptos Financieros – Blog de Eurekers.com

Crac del 29

¿Por qué ocurrió el Crack del 29? – MuyHistoria

Crack del 29 – Economipedia


¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

error: Acción bloqueada.