Luis Ferrer: el éxito de un inversor fiel al método Eurekers

Luis Ferrer: el éxito de un inversor fiel al método Eurekers

Seguimos trayéndote testimonios de alumnos de Eurekers que invierten siguiendo nuestra metodología de inversión, con la satisfacción de tomar sus propias decisiones, entendiendo en cada momento lo que están haciendo, sin complicaciones y, además, con buenos resultados en más de un 70% de los casos.

El nombre propio que hoy traemos es Luis Ferrer, abogado y economista de Barcelona, que realizó el curso de bolsa de Eurekers en el año 2014. En 2017, su rentabilidad fue del 36,44%.

De la complicación de Weinstein a la claridad de José Antonio Madrigal

Para Luis Ferrer, la bolsa se ha convertido en un hobby. Empezó a acercase a este mundo leyendo algunos libros de autores tan conocidos como Stan Weinstein. “Vi que, realmente, en muchos métodos había confusión, no había claridad. Te explican, por ejemplo, el RSI de Wilder o el Directional Movement y no sabes si cuando baja hay que comprar porque va a subir o al contrario. Unos te dicen una cosa y otros dicen todo lo contrario”- apunta Luis.

Entonces, realizó el curso de bolsa de Eurekers y se sorprendió con la “claridad tremenda de ideas” que transmite José Antonio Madrigal. Le pareció un curso muy pedagógico y su impresión fue que los conceptos que en los libros que había leído quedaban dispersos, en el método de Eurekers se integraban “de una manera mucho más sencilla y que funcionaba mejor”.

Decepción con los bancos: lo comido por lo servido

Luis Ferrer ya había probado otras inversiones antes de hacer el curso de Eurekers. Pero no invirtió por sí mismo, sino que delegó esta misión a un banco internacional: “invertí en dos fondos de Goldman Sachs que me aconsejó un cliente que sabía de estas cosas y fueron muy bien. Pero después, cuando la cartera iba aumentando, el banco quería seguir sus criterios y no fueron muy bien”- recuerda el alumno de Eurekers respecto al resultado de aquella inversión al cabo de cinco años. Explica que los bancos siempre te cobran unos gastos muy caros, por lo que “al final tenías lo mismo que al principio y la cartera solo aumentaba por los ingresos que yo mandaba como abogado”.

Su experiencia invirtiendo por sí mismo con el método de Eurekers es muy distinta. En menos de tres años desde que empezó a ponerlo en práctica, su rentabilidad anual, superior al 36%, era mucho más alta que lo que cualquier banco le daba.

“Mi mujer me decía <qué suerte has tenido, porque ahora con 60 años, has encontrado un hobby que te llena, te gusta mucho, te divierte, lo pasas bien y, encima, ganas dinero>”- recuerda Luis Ferrer, quien también destaca que en Eurekers hay “una comunidad estupenda, con lo cual es difícil encontrar algo que esté mejor a nivel de inversión”.

Las cinco claves de un método aplicado “a rajatabla”

Nuestro alumno de Barcelona se declara un seguidor fiel del método de inversión de Eurekers, que aplica “a rajatabla”: “No me lo salto nunca, ni se me ocurre. No pasa por mi cabeza que quepa esta posibilidad”.

No obstante, según nos confiesa, sí hubo algún momento en que no siguió al pie de la letra el método y empezó a tener fallos. “Entonces, vi que vi que en un 85% cumplía el método, pero en un 15%, no”- dice Luis.

Su solución fue analizar esos fallos y evitarlos a través de una mayor disciplina.

Al explicar su forma de invertir, Luis Ferrer destaca cinco claves:

  1. Buscar valores que estén en máximos (o cerca de máximos)
  2. Mirar el volumen de esos valores: “cuando inviertes grandes cantidades tienes que mirar el volumen de una manera importante”.
  3. Diversificar. En el momento de contarnos su testimonio, Luis tenía un 48% invertido en EEUU, un 27,5% en la zona euro, en Canadá un 4%, en Suiza un 7,5%, en Hong-Kong un 5,5% y en Australia un 7,5%.
  4. Gestión del riesgo: “sigo el riesgo exacto que marca el método”.
  5. Aguantar beneficios y salir de pérdidas. Es decir, salir cuando salta el stop-loss y, en cambio, mantener la acción y elevar el stop cuando la acción sube. En este sentido, Luis recuerda que el banco le recomendaba lo contrario: “este valor ha subido un 30%, luego vende. No, error gravísimo, este valor puede subir muchísimo”.

A estas claves esenciales, Luis Ferrer añade el concepto de “interés compuesto“, que también contempla el método de Eurekers y que consiste en la acumulación de los intereses al capital en un periodo determinado.

En el futuro, nuestro alumno se ve invirtiendo en bolsa, “sin ninguna duda, y en acciones que propugna el método”. Nosotros le deseamos que siga teniendo tan buenos resultados.

Otras experiencias de Eurekers

José Andújar: La libertad financiera ha de ser la máxima de cualquier inversor

Fátima Zamorano, la constancia de una inversora rentable con Eurekers

Miguel Martínez: Siguiendo el método es imposible no ganar.


¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

error: Acción bloqueada.