¿Qué es una ampliación de capital?

¿Qué es una ampliación de capital?

Una ampliación de capital es una acción que realiza una empresa para aumentar su capital social incrementando, o bien su número de acciones, o bien el valor nominal de sus acciones. Esto es ventajoso para las empresas, porque pueden modificar los derechos de las nuevas acciones; no obstante, los antiguos accionistas tienen derecho de suscripción preferente. Debido a su importancia es un término a tener en cuenta.

¿Qué es una Ampliación de Capital?

Una ampliación de capital es el proceso mediante el cual una empresa aumenta su capital social. Esta puede llevarse a cabo mediante la aportación de nuevos fondos a la sociedad, como la capitalización de las reservas. En este caso no se produce una entrada real de fondos en la sociedad, pues ya los tiene. Las ampliaciones de capital se definen por dos elementos: la proporción entre acciones nuevas/antiguas y el precio de emisión. La cantidad total de fondos que recibe una empresa que acaba de realizar una ampliación de capital se calcula multiplicando el precio de los nuevos títulos por el número de títulos nuevos, sin tener en cuenta el coste por puesta en circulación de los mismos.

Como una ampliación de capital afecta a la empresa en tanto que ahora hay más acciones de un todo, los accionistas previos tienen el derecho de suscripción preferente. Para que estos accionistas vean reforzada su posición, la venta de títulos nuevos siempre se realiza por debajo del valor del mercado, haciendo atractiva la compra de nuevos títulos. Esto es, precisamente, lo que da lugar a una dilución de capital, ya que una gran cantidad de acciones han sido compradas por debajo del valor del mercado, lo que afecta al total de las acciones.

¿Qué efectos tiene?

Las ampliaciones de capital tiene muchos efectos. El principal es que da lugar a un aumento del capital social de la empresa. Pero el que más le interesa a los accionistas, es la dilución de capital.

¿Qué es una dilución de capital?

La dilución de capital es la bajada de precio que sufren las acciones de una empresa como consecuencia de una ampliación de capital.

Cuando se realiza una ampliación de capital se reunen solo los accionistas de la empresa, y al realizarse se sigue el derecho de suscripción preferente. Esto quiere decir que los accionistas que ya tenían acciones pueden acceder a las nuevas mediante la compra de los títulos. Sin embargo, estas acciones se venden por debajo del valor del mercado, si no fuera así, no tendría sentido comprarlas. Al pagarse menos por la acción, se deprecia, dando lugar a este efecto de dilución.

¿Por qué las Ampliaciones de Capital son una Mala Señal para los Accionistas?

Una ampliación de capital es mala para los inversores ya que representa la emisión de acciones adicionales, que diluyen el valor de propiedad de las acciones existentes. Sin embargo, el aumento en el capital social puede, a largo plazo, beneficiar a los inversionistas en la forma de un mayor rendimiento del capital mediante ganancias de capital, un aumento en los pagos de dividendos o ambos.

El capital social es la cantidad total de acciones, tanto comunes como preferidas, que una empresa tiene la autorización para emitir. Esta cantidad generalmente se establece inicialmente en el estatuto de la empresa. Sin embargo, la compañía comúnmente tiene el derecho de aumentar la cantidad de acciones autorizadas para su emisión a través de la aprobación de su junta directiva. Junto con el derecho a recomprar acciones existentes de accionistas, una compañía también tiene el derecho de emitir más acciones para la venta.

Los aumentos en el capital social total impactan negativamente a los accionistas existentes ya que dan lugar a una dilución de capital. Un aumento en el número total de acciones compartidas significa que cada acción existente representa un porcentaje menor de propiedad. A medida que las ganancias de la compañía se dividen por el nuevo número mayor de acciones para determinar las ganancias por acción (EPS) de la compañía, la cifra de EPS de la compañía disminuirá. No obstante, los aumentos en el capital social pueden ser beneficiosos para los inversionistas.

El aumento en el capital para la compañía recaudado mediante la venta de acciones adicionales puede financiar el crecimiento adicional de la compañía. Si la compañía invierte exitosamente el capital adicional, las ganancias finales en el precio de las acciones y los pagos de dividendos realizados por los inversionistas pueden ser más que suficientes para compensar la dilución de sus acciones.

Es una buena señal si una compañía puede emitir una cantidad significativa de acciones adicionales sin ver una caída significativa en el precio de las acciones.

Los inversionistas y analistas se muestran cautelosos si una compañía inicia continuamente ofertas adicionales de acciones, ya que esto a menudo indica que la compañía está teniendo dificultades para mantener la solvencia financiera con los ingresos actuales y está en constante necesidad de financiamiento adicional.

¿Qué tipos de Amplificación de Capital existen?

Existen dos tipos de ampliación de capital: las ampliaciones de capital social aumentando las acciones, que se dan en empresas con más de un accionista, y las inyecciones de capital, que se dan en empresas con un accionista, no varía el número de acciones, pero puede dar lugar precisamente a la ruptura de esa unidad en la propiedad de la empresa.

Dentro del primer tipo, podemos identificar 2: a la par, por encima de la par y liberada.

¿Qué es una ampliación de capital a la par?

Una ampliación de capital a la par se da cuando los nuevos títulos de la empresa tienen el mismo valor del mercado que los anteriores. En estos casos se da lugar a la dilución de capital, que para compensarse se entrega a los socios el derecho de suscripción preferente.

¿Qué es una ampliación de capital por encima de la par?

Una ampliación de capital sobre la par o por encima de la par, se da cuando se le da una prima de emisión. El objetivo de esta prima es evitar, precisamente, la dilución de capital, por lo que aquellos que acudan a la ampliación, deberán pagar un extra por título adquirido, sosteniendo el valor de las acciones previas.

¿Qué es una ampliación de capital liberada?

Estas se dan con los beneficios no repartidos de la empresa, por lo que no tiene ningún efecto sobre el valor de las acciones antiguas.

¿Qué es el Derecho de Suscripción Preferente?

La suscripción de acciones es un contrato mediante el cual un inversor adquiere parte de una compañía, es decir, uno o varios títulos de acciones. El inversor tras la transacción pasa a ser un accionista de la empresa, la cual entregará el número de títulos acordado a su inversor. Uno de los derechos que un nuevo socio adquiere en la empresa de cara a posibles ampliaciones de capital es el de Derecho de Suscripción preferente.

Este derecho consiste en que, al darse una ampliación de capital, los antiguos socios tienen prioridad a la hora de elegir nuevos títulos sobre terceros interesados. Tras la compra de todos los títulos se da lugar a la ampliación. Su objetivo, en definitiva, es que los antiguos socios puedan mantener su statu quo dentro de la empresa si lo desean.

Puesto que se trata de un derecho y no una obligación, pueden darse, pues, varios casos, de cara a una ampliación de capital:

  • El accionista acude a la ampliación en la totalidad.
  • El accionista no desea acudir a la ampliación.
  • El accionista acude a la ampliación, pero sólo en parte.

Además, a estas reuniones, a veces, pueden asistir inversores que aún no son accionistas.

Cuando el accionista acude a toda la reunión de ampliación de capital

El accionista, en este caso, está legitimado para adquirir todas las acciones nuevas que le corresponden. Esto se calcula en función a las acciones antiguas que posee multiplicado por la proporción de la ampliación de capital entre nuevas y antiguas acciones. El precio por título a pagar lo fija la empresa, por lo general, por debajo del valor del mercado, para hacer atractiva la compra de las acciones.

Si no se adquieren todos los títulos que le pudiesen tocar, se tratará de un accionista que acude en parte a la ampliación de capital, lanzándose al mercado los títulos que no se han comprado para que se compren con los antiguos.

Cuando el accionista no acude a la ampliación de capital

En este caso, el accionista renuncia a su derecho de compra de las acciones que le tocarían, por lo que estas se lanzan al mercado con los títulos antiguos. El valor real, tanto del derecho como de las acciones después de la ampliación, dependerá de la oferta y la demanda, y es imposible de determinar con exactitud. Pero el valor real estará, lógicamente, muy próximo a un valor teórico, que sí podremos estimar y que el inversor tomará como referencia para tomar su decisión de acudir o no a la ampliación.

Cuando un inversor no accionista acude a la ampliación de capital

Los derechos que venden los accionistas antiguos que no deseen acudir a la ampliación los puede comprar cualquier persona, accionista o no de la sociedad.
La persona que no siendo antiguo accionista quiera acudir a la ampliación deberá:

  1. Comprar en el mercado los derechos de suscripción necesarios, en función de la proporción de la ampliación y del número de acciones que quiera solicitar.
  2. Entregar dichos derechos a la sociedad, para justificar su derecho a comprar las acciones nuevas.
  3. Pagar a la sociedad el precio de emisión de las acciones que desea comprar.

¿Qué es una Reducción de Capital?

Una reducción de capital es lo opuesto a una ampliación de capital. Se puede dar para adaptar el Capital Social de una empresa a un nuevo paradigma de crisis o puede darse a modo de mero trámite administrativo.

La reducción de capital puede hacerse de dos formas: disminuyendo el valor de las participaciones sociales o amortizando determinadas participaciones.

Si la reducción tiene una finalidad contable, es decir, se hace para equilibrar capital-patrimonio, todas las participaciones sociales han de disminuir de valor, sin que sea posible reducir unas y mantener con su valor otras (salvo que para cada socio se eliminen un número proporcional de participaciones, de forma que al haber menos participaciones, haya lógicamente menor cifra de capital).

Si la reducción de capital tiene como finalidad devolver aportaciones a los socios, ha de afectar a todos los socios por igual: todos han de ver disminuido también su valor, salvo acuerdo de todos. Pero todos pueden convenir que la forma sea disminuir el valor nominal de las participaciones de todos (sistema lógico cuando se devuelva aportaciones a todos los socios), o amortizando unas determinadas participaciones (no todas es evidente, sino unas concretas, si se acuerda por todos que sólo se amorticen una parte.)

Términos relacionados

Split

Contrasplit

Dividendo

Referencias

Ampliación de capital

Definición de ampliación de capital

Why is an increase in capital stock on a company’s balance sheet a bad sign for stockholders?

¿Qué le ocurre a mi posición en acciones si la empresa tramita una ampliación de capital o un dividendo en acciones?

Deja un comentario

error: Acción bloqueada.