La independencia financiera como objetivo de tus inversiones

La independencia financiera como objetivo de tus inversiones

Desde que, en 1997, el empresario e inversor hawaiano Robert Kiyosaki publicara su bestseller Padre Rico, Padre Pobre, mucho se ha hablado y escrito sobre la “independencia financiera” o “libertad financiera”.

Sobre todo, en los últimos tres años, el crecimiento del fenómeno “coaching” ha ido acompañado de la proliferación de numerosos títulos destinados a instruirnos sobre cómo cubrir nuestras necesidades económicas sin depender de un salario.

¿Cómo lo vemos desde Eurekers? ¿Se puede lograr la independencia financiera? Vamos a analizarlo sin entrar en utopías engañosas.

¿Qué es la independencia financiera?

No existe una definición única de este concepto, puesto que cada cual tiene una interpretación subjetiva de lo que significa la independencia financiera.

Hay quienes la relacionan con la riqueza económica y ven la independencia financiera como el dominio de las habilidades necesarias para atraer la riqueza y hacerte millonario.

Pero la idea más extendida de la independencia financiera o la libertad financiera tiene que ver con la capacidad de cubrir tus gastos sin necesidad de trabajar o trabajando lo mínimo posible. En este caso, también estaríamos hablando de riqueza, pero no como la acumulación de dinero o de bienes materiales, sino como la abundancia de un valor que en Eurekers nos parece más importante: el TIEMPO.

Se trataría, pues, de dedicar menos tiempo a una actividad laboral que te permita cubrir tus gastos y, en cambio, disponer de mucho más tiempo para disfrutar de las cosas que más te gustan en la vida. ¿Cómo?

Antes que nada, calcula el capital que te convierte en independiente desde el punto de vista financiero.

Fórmula de la independencia financiera

Hazte la siguiente pregunta: ¿podrías sostenerte económicamente si dejaras de trabajar seis meses? ¿Y si no trabajaras durante un año?

Quizás, seas capaz de contestar “sí” o “no” con una rápida deducción mental, pero esto no resultaría muy realista. Así que mejor calcular tu independencia financiera con cifras reales resolviendo la siguiente fórmula:


En este caso, tendrías una independencia financiera de 15 meses. Es decir, durante 15 meses, podrías cubrir tus gastos sin necesidad de trabajar activamente para ello.

A partir de ahí, ya podrías calcular cuánto deberían aumentar tus ingresos para ser independiente X tiempo (24 meses, cinco años, veinte años…). Para ello, siguiendo una relación lineal, tendrías que multiplicar el número de meses que proyectas tener independencia financiera por tu liquidez actual y dividirlo por los meses de independencia financiera que ya has calculado. Es decir:

Tiempo proyectado x Liquidez actual / Tiempo calculado

Por ejemplo:

24 meses x 15.000 € / 15 meses = 24.000 €

¿Cómo lograr la independencia financiera?

La respuesta a esta pregunta la podríamos resumir en la premisa que inspiró a Kiyosaki cuando escribió su famoso libro Padre Rico, Padre Pobre: “haz que tu dinero trabaje para ti”.

Y aquí entrarían en juego tres conceptos clave que debes diferenciar:

  • Ingresos activos: son los ingresos que percibes a cambio de realizar una actitividad. Por ejemplo, cuando trabajas para terceros, recibes un ingreso activo cada mes, que es tu salario. En cambio, si eres autónomo, generarás ingresos activos cada vez que cobres una factura.
  • Ingresos pasivos: son los ingresos que se generan sin necesidad de trabajar de forma activa para ello. Es decir, la rentabilidad de tus inversiones en bolsa, el aquiler que te pagan por un inmueble de tu propiedad, los intereses que cobras por un depósito a plazo fijo, el cobro de dividendos, los beneficios de los negocios online pasivos (Ej: publicidad en tu página web) o la liquidación de derechos de propiedad intelectual, entre otros.
  • Ahorro: el dinero que puedes ahorrar no sólo depende de la cantidad de ingresos activos o pasivos que generes, sino de cómo los administres. Una vez descuentes tus gastos fijos , piensa en reducir tus gastos variables o distribuirlos mejor mes a mes.

Precisamente, en los ingresos pasivos y en el ahorro está la llave que te abrirá la puerta a la independencia financiera. Pero no debemos olvidar otro elemento que te allanará mucho el camino, sobre todo, cuando se trate de generar ingresos pasivos:

  • Conocimiento financiero: de poco te servirá, por ejemplo, invertir en acciones de bolsa si no comprendes los conceptos básicos de la operativa bursátil ni sabes cuáles son los mejores valores para tu perfil de inversor o cómo has de calcular tu riesgo, así como qué momento es mejor para comprar o vender. En Eurekers, después de una década formando inversores en nuestros cursos de bolsa, hemos visto muchos casos de gente que genera ingresos pasivos en sus inversiones y, al contrario, personas que invierten sin formarse y han perdido gran parte de sus ahorros por no conocer los productos en los que invertían.

Acciones en máximos históricos

Por tanto, el conocimiento y la formación son fundamentales a la hora de seguir una estrategia a medio o largo plazo que te lleve a lograr la deseada libertad financiera. Esta estrategia se basaría principalmente en:

  • Aumentar tus ahorros con una mejor planificación de tus gastos variables. No se trata de privarte de todo lo que no necesitas realmente, sino de destinar un presupuesto razonable para cada cosa, comparar precios a la hora de comprar y escoger las opciones que más te convengan.
  • Invertir parte de tu capital disponibe, una vez descontados los gastos fijos, en activos que te generen ingresos pasivos.
  • Reinvertir tus ingresos pasivos en nuevos activos. ¿Recuerdas lo que te explicamos en nuestro blog sobre el interés compuesto?

Como ves, conseguir independencia financiera es posible, aunque no se logra de la noche a la mañana, sino de forma paulatina. Muchos alumnos de Eurekers sienten que gozan de libertad financiera, no sólo porque sus rentabilidades en bolsa les han proporcionado ingresos pasivos continuos sin sacrificar su tiempo libre, sino porque su formación bursátil les ha permitido ser dueños de sus propias decisiones como inversores.

¿Y de qué cantidad hablamos cuando nos referimos a generar ingresos pasivos en bolsa? Esto te lo contamos en el artículo ¿Cuánto dinero necesito para invertir en bolsa? 


 

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

[ess_post share_type=”count”]

Términos relacionados

Referencias

Diccionario Financierowww.eurekers.com

Wikipedia – Independencia Financiera

Investopedia: Cómo lograr la Independencia financiera

Deja un comentario